App de Airbnb
Imagen de la app de Airbnb. AIRBNB

La Eurocámara reclamó este jueves a la Comisión Europea acabar con el vacío legal de plataformas digitales como Airbnb o Uber, que se benefician de "zonas grises" en la legislación tanto a nivel laboral como fiscal o de derechos de los consumidores.

El hemiciclo aprobó dos informes que proponen aumentar la seguridad jurídica en la emergente economía digital, especialmente tras el toque de atención de la Justicia europea a Uber.

En sus informes, los eurodiputados distinguen entre las plataformas de internet y la llamada "economía colaborativa". El primer grupo estaría llevando a cabo una actividad profesional y continuada como cualquier negocio tradicional, como sería el caso de Uber frente al taxi.

Por otro lado estaría la prestación de servicios de particulares de forma puntual, como es el caso de Bla bla car o Wallapop, que podría regularse de forma más laxa.

En Bélgica, por ejemplo, esas aplicaciones de economía colaborativa están exentas hasta los 5.000 euros, y luego están sujetas a tributación.

En el caso de los derechos de los trabajadores de plataformas en línea, uno de los textos aprobados por el hemiciclo pide a la CE estudiar si no sería ya directamente aplicable la directiva de trabajo temporal a los que prestan servicios a través de las plataformas y por ahora están desprotegidos ante casos como la baja laboral.

El eurodiputado del PSOE Sergio Gutiérrez, que participó en la preparación de los informes, explicó que si se considera a las plataformas no como empleadores sino como meros intermediarios "al final se produce una precarización del empleo". "Bajo el paraguas de las plataformas en línea se crea un mercado laboral paralelo al de los contratos tradicionales", apuntó.