Rayos UVA
Cabina de rayos UVA. FLICKER/EVIL ERIN

Los médicos de la Universidad de Harvard (EE UU) están experimentando con una crema que broncea la piel, pero no causa los daños que produce la radiación ultravioleta, según publica la revista científica Cell Report en su último número.

El fármaco ya se ha probado con éxito en ratones y cultivos celulares de piel humana. Aunque antes de realizar ensayos sobre personas, son necesarias más pruebas de seguridad para encontrar posibles efectos secundarios del fármaco.

Los investigadores buscaban activar las reacciones bioquímicas que desata la radiación ultravioleta en el cuerpo humano, pero sin el riesgo de producir mutaciones (y que termine en un posible cáncer de piel) en las células de la piel, que conllevan el enjuvecimiento de esta y la aparición de las características arrugas del fotoenvejecimiento. Y han dado con una forma que podría conseguir los efectos beneficiosos del bronceado sin que sea perjudicial, pero ¿cómo?

Molécula SIK

La molécula SIK es un interruptor en la producción de melanina La clave está en la molécula SIK, que es un interruptor en la producción de melanina por el cuerpo: si está activa esta molécula, la piel no se broncea. Sin embargo, si se "apaga", vuelve la secreción de melanina. El fármaco desarrollado por los científicos de Harvard es un inhibidor de SIK, por lo que al aplicar la crema, el cuerpo reanudaría la creación de melanina y daría a la piel un bronceado sin dañarla, pues la radiación ultravioleta no participa en esta reacción.

Los investigadores son precavidos y esperan que pase las pruebas de seguridad del fármaco para comenzar a ensayar sobre personas.