Sucursal del banco Liberbank
Sucursal del banco Liberbank EUROPA PRESS

Las acciones de Liberbank han experimentado en la sesión de este lunes un rebote del 41,18% después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) haya decidido prohibir con efectos inmediatos y por el plazo de un mes las ventas en corto relacionadas con acciones de la entidad.

En concreto, las acciones de Liberbank han cerrado la jornada a un precio de 0,96 euros después, lo que implica una revalorización del 41,18% respecto al pasado viernes y supone el fin de una racha de diez sesiones en rojo, después de la decisión adoptada por el supervisor de los mercados españoles.

Con el rebote de este lunes, las acciones de Liberbank han recuperado sus niveles previos a la resolución de Banco Popular, cuando cayó un 38% en tres sesiones bursátiles ante el temor de los inversores de que la entidad dirigida por Manuel Menéndez experimentase una situación similar.

El organismo supervisor ha adoptado esta decisión tras valorar todas las circunstancias y, en particular, la reciente evolución de su cotización   su "muy probable" relación con resolución decidida por la Junta Única de Resolución el pasado 7 de junio con respecto al Popular.

Con esta medida, además, el supervisor busca evitar que las caídas "desordenadas" en la cotización de Liberbank mermen la confianza del mercado en este valor, cuya liquidez no está cuestionada por el momento, indicaron las fuentes.

Problemas de confianza

Hasta el cierre del mercado el pasado viernes, el supervisor no había detectado un "incremento sustancial" de las posiciones cortas en Liberbank, pero las fuentes reiteraron que su decisión responde a la necesidad de abordar unos problemas de confianza del mercado de carácter "excepcional" que indirectamente podrían conducir a situaciones que alterasen la estabilidad financiera.

Las títulos de Liberbank cayeron un 17,58% en la sesión del pasado viernes tras la incertidumbre que ha desatado entre sus inversores la resolución del Popular y su posterior compra por parte de Santander al precio de un euro. En concreto, las acciones de la entidad cerraron la sesión a 0,68 euros, su menor precio desde agosto de 2016, acumulando diez sesiones consecutivas en rojo en las que su valor se ha depreciado un 44%.

¿Qué es una posición en corto?

Cuando un inversor toma una posición en corto, implica que vende un valor que no posee con la expectativa de que su valor vaya a bajar en el futuro. El inversor gana la diferencia entre el precio inicial de venta y el de compra, cuando el valor baja a la cantidad prevista.

Es un proceso  delimitado a Liberbank, no extenderemos la medida a otros valoresSegún la CNMV, la suspensión las ventas en corto sobre Liberbank responde a la ausencia de información "relevante" que justificase que la entidad dirigida por Manuel Menendez cayese casi un 40% durante tres sesiones bursátiles a raíz de la resolución de Banco Popular. No hay informaciones negativas difundidas por la entidad ni pendientes de difundir, según ha explicado la CNMV en el comunicado emitido antes de la apertura.

"Es un proceso bastante delimitado a Liberbank, no nos hemos planteado extender esta medida sobre otros valores", han aseverado las fuentes consultadas, que han explicado que el escenario en el que se han suspendido las posiciones cortas sobre este valor es "completamente distinto" al de Banco Popular.

Desde que se hizo pública la resolución de Banco Popular el pasado miércoles, los títulos de Liberbank han caído un 38%, lo que implica que la capitalización bursátil de la entidad se ha recortado en 385 millones de euros en tan solo tres sesiones, hasta unos 600 millones de euros.

España lidera las pérdidas

La Bolsa española ha liderado las pérdidas europeas en su peor sesión desde mediados de mayo, con una caída del 1,24 % arrastrada por el retroceso de Aena, que se ha dejado el 2,75 % y el sector financiero.

El principal selectivo español, el IBEX 35, ha perdido 135,90 puntos, ese 1,24 %, hasta los 10.842,40 puntos, con lo que las ganancias acumuladas del año se reducen al 15,94 %.

En una jornada sin citas macroeconómicas relevantes y tras la primera vuelta de las legislativas francesas, en las que el partido de Emmanuel Macron obtuvo una sólida mayoría, los inversores europeos han optado por las ventas y todas las plazas europeas han cerrado en negativo.

París ha caído el 1,12 %; Milán, el 1 % pese a que se ha conocido que la producción industrial de Italia creció el 1 % en abril respecto al mismo mes del año anterior, mientras que la Bolsa de Fráncfort se ha dejado el 0,98 % y la de Londres, el 0,21 %.

Los principales mercados asiáticos también cerraron en negativo afectados por las importantes pérdidas que registró el sector tecnológico. Así, Hong Kong se dejó el 1,24 %; Tokio, el 0,52 % y el CSI 300, que agrupa las mayores empresas de Shanghái y Shenzhen, perdió el 0,05 %.

Ibex, lastrado por los bancos

De vuelta al mercado nacional, a mediodía el IBEX 35 consolidaba las pérdidas lastrado por los grandes bancos, que finalmente han moderado su caída y que ha pasado a encabezar Aena, seguido de CaixaBank, que se ha dejado el 2,05 %.

Todos los grandes valores del selectivo también han cerrado en rojo, Iberdrola ha liderado las pérdidas con un retroceso del 1,86 %; Inditex, del 1,68 %; BBVA, del 1,45 %; Santander, del 0,90 %; Telefónica, del 0,40 % y Repsol, del 0,03 %.

Dentro del IBEX 35, Técnicas Reunidas y DIA han sido los únicos valores que han cotizado en verde, con avances del 1,45 % y el 0,49 %, respectivamente.

En el mercado continuo, Pescanova ha vuelto a colocarse como el valor más alcista y se ha disparado el 180,82 %, hasta 1,23 euros por acción, después de regresar al mercado la semana pasada.

En el lado contrario, destacan Prim y Solaria, que han liderado las pérdidas de la Bolsa española con caídas del 4,54 % y el 4,47 %, respectivamente.