Coworking
Un grupo autónomos trabajando en un coworking. Mindaugas Danys / FLICKR

A Carmen, una periodista de 24 años, le salen ahora las cuentas. "Facturo unos 200€ por cuatro artículos al mes para una agencia", dice. No es una fortuna. Pero ser freelance ya no le cuesta dinero, como le habría pasado de pagar la cuota de 267€ como autónoma. "No solo eso, también el IVA, que me costaba 120 euros cada trimestre", recuerda.

Esta madrileña optó hace meses por asociarse a Cooperativa Online, una de las plataformas de facturación surgidas en los últimos años bajo la figura de cooperativas de trabajo asociado y que permiten facturar sin ser autónomo. Igual has escuchado hablar de otras como Factoo, Freeautonomos, Freelance SCM o Tefacturamos.

Su funcionamiento es sencillo. Te registras como socio de la cooperativa, pagas la inscripción —de 20 a 60 euros—, realizas un depósito (unos 80, que se devuelven al darte de baja) y realizas el trabajo a tu cliente. Antes de facturar, avisas a la cooperativa para que te de alta como empleado por cuenta ajena las horas o días que hayas dedicado a la faena.Y es la cooperativa la que factura en nombre del trabajador.

Al cobrar, te ingresa el dinero y aplica un 6% de gastos de gestión, un 2% de IRPF, un 10% de Sociedades y un 6% de cotizaciones al Régimen General.  Las cuentas les salen a las tres partes. El cliente factura igual. La cooperativa se lleva la comisión. Y el trabajador se ahorra la cuota de autónomos, una de las quejas principales de los freelancers cuando su trabajo es esporádico y no llegan ni siquiera al salario mínimo. "En mayo no trabajé, así que no he facturado", dice Carmen. Tampoco ha soportado costes en su inactividad.

"La cooperativa no puede ser un modelo usado por defraudar"

"Francamente, está en el límite de la legalidad. Aquí no hay una búsqueda de cooperativismo, solo ahorrarse la cotización de autónomos"", explica a 20minutos Celia Ferrero, vicepresidenta de la Federación Nacional de Autónomos ATA, que cree que estos trabajadores no deberían cotizar en el Régimen General, sino en el RETA de autónomos. "Además dan las altas en la Seguridad Social después de que el trabajador realice el trabajo, solo para emitir la factura; pero mientras se trabaja no estás de alta en ningún régimen.... eso es economía sumergida".

Hasta que dan de alta al trabajador, no constan en ningún régimen; eso es  economía sumergida

La ley cooperativista de 1999 establece que el objeto en las cooperativas de trabajo asociado es "proporcionar a sus socios puestos de trabajo mediante su esfuerzo personal a través de la organización común de la producción de bienes o servicios para terceros". Eso dice la Ley. Pero la Confederación de Cooperativas de Trabajo Asociado (Coceta) duda que sea el objetivo de estas plataformas.

"Los socios ni siquiera se conocen", lamenta Juan Antonio Pedreño, presidente de esta patronal que representa a 17.000 cooperativas n España. "La cooperativa no puede ser un modelo para defraudar, en donde la participación, un pilar del cooperativismo, se ejerce como un acto administrativo".

El Gobierno ha recibido las quejas y lo está investigando

Coceta reclamó hace tres meses a la Dirección General de Economía Social que estudiase la legalidad de estas cooperativas. "Más allá de que sean propicias o no para el sector, queremos que opine el ministerio porque algunas regiones, especialmente la valenciana [allí está registrada Factoo, una de las plataformas más importantes], están preocupadas y nos hacen llegar su malestar". Empleo no se ha pronunciado aún. Pero Coceta conoce por fuentes del ministerio que se ha elaborado ya un informe sobre estas plataformas.

"El gobierno ha recibido las quejas y lo está estudiando", se limitan a expresar a 20minutos fuentes de la cartera dirigida por Fátima Báñez. Del infome, no dicen nada. Tampoco sobre sus conclusiones. "Si el resultado es que estas cooperativas son legales, no tendremos nada que decir. Pero tienen ya que poner este asunto en valor porque, de lo contrario, reclamaremos de nuevo", avisa Pedreño.

Para ATA es aún "pronto" para ver el efecto que estas cooperativas tienen sobre el empleo autónomo. "Pero a largo plazo sí puede tenerlo porque cada vez van a más. Queremos que se incluya en la subcomisión en el Congreso para la reforma del RETA. Y si la Seguridad Social cree que existe un perjuicio, debe pronunciarse porque hay márgenes que puede regular y situaciones que rozan la ilegalidad".

Pero la competencia en cooperativas es autonómica. Andalucía reguló las iniciativas "de impulso empresarial", cooperativas que también facturan en nombre de sus socios, pero con trabajadores bajo su dirección, que participan en la gestión y crean sinergias entre ellos. Una forma de dinamizar ideas surgidas entre freelancers que se conocen en coworkings. "Si se limitan a facturar no cumplirían los mínimos legales para ser cooperativa", explica la Dirección General de Economía Social, que evaluará este año todas las cooperativas "que respondan a este modelo nuevo".

Los sindicatos también destacan que facturar por horas y días también es una tara para el empleo por cuenta ajena. "Lo tenemos bajo el radar desde hace tiempo", dice Mª Carmen Barrera, secretaria de Políticas de Empleo de UGT, que enlaza este asunto con la continua "uberizacion" de la economía. "La legislación laboral permite que el fraude sea contante y masivo, así que los empresarios estudian siempre cómo meterse en los márgenes de la norma".

Los partidos debaten estos días en el Congreso la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. El impulsor de la iniciativa es Ciudadanos, que ya ha pactado con el PP algunas medidas como ampliar la tarifa plana a un año. Pero no hay acuerdo en otras, como la eliminación de la cuota fija a los autónomos si ganan menos del salario mínimo. El partido naranja está aún estudiando y ha mantenido reuniones sobre las implicaciones de estas cooperativas. De momento, según explican a 20minutos, ven "aspectos positivos, pero otros suscitan dudas".

"Sinceramente, es algo en lo que no he pensado", dice Carmen, que ha preferido dar un nombre ficticio en este reportaje porque no sabe si su testimonio repercutirá en su contra. "Me llegan cosas, como que es un limbo jurídico, pero mira, cobro 50 euros por artículo y envío cuatro al mes. Como autónoma acabaría pagando más de lo que ingreso. Y obviamente no voy a pagar por mi trabajo... no estoy tan desesperada".

¿Es en realidad más rentable facturar por cooperativa?

Los ingresos de Carmen son pequeños y en ese escenario es más rentable facturar por cooperativa. Pero no siempre es así. A medida que la factura  abulta, compensa darte de alta como autónomo. Eso sí, solo en los primeros meses de actividad cuando aplica la tarifa plana de 50 euros. Con la tarifa de 267 euros que se paga a partir de los 18 meses de actividad, deja de ser rentable también en las facturas elevadas.