Lince ibérico
Lince ibérico (VÍCTOR FRAILE / REUTERS). VÍCTOR FRAILE / REUTERS

El Parque Nacional de Cabañeros, localizado en las provincias de Ciudad Real y Toledo, acogerá el futuro centro de cría en cautividad de lince ibérico (Linx pardina) de Castilla-La Mancha.

Así lo anunció hoy el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, después de que hace unos días esta región se sumara al Pacto Ibérico por el Lince Ibérico suscrito por esta comunidad autónoma, las de Andalucía y Extremadura y Portugal.

Ejemplares de lince en Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma donde se ha tenido certeza de la presencia de lince ibérico según los últimos datos de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, y se ha constatado la presencia de quince ejemplares.

El comienzo de las obras del nuevo centro de cría en cautividad será de forma "inmediata"

En concreto, y según los estudios que se vienen realizando, hay una estimación de la presencia de tres hembras adultas reproductoras, dos machos, cuatro sub-adultos (dos hembras y dos machos jóvenes) y seis cachorros.

El presidente de Castilla-La Mancha señaló que se trata de un "cálculo conservador", y comentó que "estamos seguros que hay más ejemplares".

Explicó que el hallazgo de estos linces, de los que se tiene constancia por muestreos fotográficos, se ha producido en la provincia de Ciudad Real, donde la pasada noche se logró fotografiar uno de estos ejemplares.

Señaló que la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural va a seguir trabajando en esta línea y anunció que el comienzo de las obras del nuevo centro de cría en cautividad será de forma "inmediata", uniéndose así a los que ya existen actualmente en Andalucía y los que está previsto se instalen en Extremadura y Portugal.

De esta manera, Castilla-La Mancha formará parte de la Red Ibérica de Centros de Cría del Lince Ibérico que podría albergar ejemplares destinados a la cría en cautividad del felino más amenazado del mundo.

Las poblaciones de lince ibérico han sufrido una regresión constante a lo largo del pasado siglo, con un vertiginoso declive del noventa por ciento en los últimos 20 años.

En la actualidad, se estima que quedan menos de 200 linces en el planeta -de los cuales sólo la mitad son adultos con potencial reproductor- distribuidos entre tres poblaciones: las de Doñana y Sierra Morena en Andalucía y la de Ciudad Real, en Castilla-La Mancha.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CIUDAD REAL