La Policía ha detenido a un hombre de 43 años por la muerte de su hijo de 11 años en el municipio de Oza Cesuras, en A Coruña, cuya desaparición había sido denunciada el domingo por la madre, después de que no le devolvieran al menor al finalizar el régimen de visitas.

Fue el propio progenitor el que condujo a los agentes de la Policía este lunes por la tarde hasta un paraje de monte en A Barra, en la parroquia de Rodeiro, en Oza-Cesuras, en el que encontraron el cadáver. Los medios gallegos aseguran que el cuerpo del chico presentaba un fuerte golpe de un objeto contundente en la cabeza.

El lugar de monte donde ha sido hallado el cuerpo del niño ha sido acordonado por las fuerzas de seguridad. El progenitor se encuentra detenido en dependencias de la Policía Nacional de Lonzas en espera de pasar a disposición judicial cuando finalicen las diligencias policiales.

El niño era estudiante del colegio San Francisco Javier de A Coruña, en el que su madre trabajaba de conserje.

Todo apunta a un crimen de violencia machista "Todo apunta a un crimen de violencia machista", ha dicho la concejala de Igualdad y Diversidad del Ayuntamiento de A Coruña, Rocío Fraga durante la comparecencia en rueda de prensa convocada este mismo martes por la mañana.

La edil ha detallado sobre lo ocurrido que el padre no entregó el domingo al niño en el punto de encuentro tras el fin de semana, por lo que la madre interpuso una denuncia por posible desaparición del menor.

Fraga se ha referido a la "muerte no natural" del menor y ha dicho que se trata "del peor acontecimiento vinculado a la violencia machista".

El pequeño habría muerto supuestamente debido a un fuerte golpe con un objeto contundente, según fuentes de la investigación. Esta es la principal hipótesis hasta que se conozcan los resultados de la autopsia.

Denuncias y problemas mentales

La madre del niño presentó dos denuncias contra su expareja y padre del menor, la primera en 2008 que finalizó con una sentencia condenatoria por un delito de coacciones, mientras que la segunda se interpuso en 2013 por amenazas a través de las redes sociales, pero fue sobreseída al no ser posible acreditar quién fue el autor de los hechos denunciados.

El alcalde de esta localidad, Pablo González Cacheiro, ha asistido a las tareas de rastreo y búsqueda de pruebas de este caso por parte de cinco policías, y ha trasladado la consternación que vive este municipio coruñés, donde el padre del niño tiene familia y de donde es originaria su madre.

"Conozco a la familia y estoy aquí con ellos", ha indicado en conversación telefónica el alcalde, que ha lamentado profundamente lo ocurrido. "Es una pena todo, la gente está mal".

Se comenta, ha continuado, que el padre del niño tenía problemas psiquiátricos. "Algo habrá porque matar a un hijo, algo tiene que haber fijo", ha añadido el regidor sobre los presuntos hechos cometidos por el padre del menor.

Fuentes del 112 han informado de que la pasada medianoche la Policía Nacional solicitó contactar con un equipo de psicología para atender a la familia del menor.

El Concello de A Coruña ha decretado dos días de luto oficial. Y ha convocado a la población a un minuto de silencio a las 12.00 horas.


Consulta aquí más noticias de A Coruña.