El Consejo del Poder Judicial ha pedido al juez del caso Lezo, Eloy Velasco, que le informe sobre su relación con el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, debido a las dudas que, a ese respecto, ha planteado una denuncia presentada por el partido Contrapoder contra él, ante el órgano de gobierno de los jueces, en el que se hace referencia a unas grabaciones en las que González aseguraba que la mujer del juez, Beatriz Saura, trabajó para él a petición del magistrado.

La acusación está basada en informaciones periodísticas que señalaban que el instructor del caso Lezo preguntó a Ignacio González, antes de tomarle declaración como investigado, si consideraba que debía abstenerse de la causa.

Velasco, que luego enviaría a prisión a González, podría haber hecho esta consulta debido a la existencia de una grabación en la que el expresidente de la Comunidad de Madrid aseguraba que en el pasado había contratado a la esposa del magistrado a petición de este, siempre según la denuncia.

El expresidente madrileño es sospechoso de haber cometido irregularidades y desvíos de fondos de la entidad pública Canal de Isabel II, que fue presidida por él entre 2003 y 2012.

Durante el interrogatorio, que se produjo el pasado mes de abril, se reprodujeron varias conversaciones pinchadas en las que aparece González de interlocutor.

La decisión del CGPJ ha sido adoptada por el magistrado Antonio Jesús FonsecaLa decisión del CGPJ ha sido adoptada por el magistrado Antonio Jesús Fonseca, que es el encargado de investigar posibles faltas disciplinarias en el órgano de gobierno de los jueces.

Fonseca ha abierto diligencias informativas, lo cual no supone que tenga intención de incoar un expediente a Velasco, sino que le pide la citada información al magistrado para, cuando disponga de todos los datos, tomar la decisión de si archiva o continúa el procedimiento, lo que a su vez podría culminar en una propuesta de sanción disciplinaria o no. El CGPJ busca aclarar si el juez del caso Lezo habría solicitado un trabajo para su mujer Beatriz Saura al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

La denuncia pedía también a Fonseca que investigue asimismo un supuesto "chivatazo" de una "magistrada amiga" al propio González y a otros implicados en la causa, advirtiéndoles de que estaban siendo investigados. El Promotor no incluye esa petición en su solicitud de informe a Velasco.

Esos hechos, dice Fonseca, "parecen estar relacionados con el objeto del proceso penal que se sigue en el Juzgado Central de Instrucción número 6, razón por la que se deducirá testimonio de ellos para su remisión al citado órgano judicial por si los mismos pudieran constituir algún tipo de infracción penal". Es decir, Fonseca envía esos otros hechos denunciados, para que sean investigados, al juzgado del propio Velasco.