Hollande
El presidente francés, François Hollande, en la cumbre mediterránea de los países del sur de Europa. EFE

El presidente de Francia, François Hollande, ha pedido el voto para su exministro de Economía Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las presidenciales para frenar la división que a su juicio representaría la victoria de la ultraderechista Marine Le Pen.

"Frente a los riesgos que supondría la victoria de Le Pen no sirve callarse o refugiarse en la indiferencia. Hay que movilizarse. Votaré por Emmanuel Macron", ha asegurado Hollande en una alocución televisada desde el Palacio del Elíseo con la que ha roto su silencio tras conocerse los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas, en la que los socialistas han sido los grandes derrotados. El presidente se limitó este domingo por la noche a llamar a Macron para felicitarle.

Ahora, ha confirmado que votará por quien fuese su ministro de Economía. "La movilización se impone, pero también la claridad de elección", ha asegurado Hollande, que ve en Macron el único candidato "que defiende los valores que permiten el reagrupamiento de los franceses".

El presidente ha dibujado un panorama sombrío para Francia en caso de victoria de la candidata del Frente Nacional. "La presencia de la extrema derecha hace que nuestro país corra de nuevo un riesgo", ha advertido Hollande y ha alertado de las consecuencias que podrían tener medidas como la salida del euro o el proteccionismo económico.

El presidente ha señalado, asimismo, que existe "un peligro de aislamiento de Francia y de ruptura en la Unión Europea". En un momento en el que su país soporta una elevada amenaza terrorista que "exige la solidaridad y la cohesión de todos", Hollande ha considerado que "la extrema derecha dividiría a Francia y estigmatizaría a parte de los ciudadanos a causa de sus orígenes o su religión".

"Está en juego la concepción de Francia, la unidad de nuestra nación, la pertenencia a Europa y el lugar en el mundo", ha aseverado Hollande. Por este motivo, ha agradecido a las formaciones que, a pesar de sus "reservas" programáticas, también se han posicionado en favor de Macron y contra Le Pen.

Hollande apoya a su exministro

El Elíseo había anunciado este domingo por la noche que Hollande se pronunciaría sobre la segunda vuelta y había pocas dudas de que lo haría en favor de Macron.

El favorito de las presidenciales comenzó su carrera política de la mano del actual jefe del Estado, que le nombró número dos de su Gabinete a la llegada al cargo.

En 2014, cuando dio un giro más liberal a su política, Hollande nombró a Macron ministro de Economía, en sustitución de Arnaud Montebourg, que preconizaba una política más proteccionista e intervencionista.

Autor de algunas de las reformas más liberalizadoras adoptadas bajo el mandato de Hollande, Macron decidió en 2016 abandonar el Ejecutivo porque consideraba que no se avanzaba lo suficientemente rápido. Enseguida creó un movimiento político que, un año más tarde, le ha dejado a las puertas del Elíseo.

El apoyo de Hollande a Macron fue rápidamente respondido desde el bando de Le Pen. Su número dos, Florian Philippot, aseguró a la televisión BFMTV que "ya no hay dudas de que Macron es el heredero de la desastrosa política de Hollande".

Macron agradece el apoyo de Hollande

El líder del movimiento En Marche!, Emmanuel Macron, ha agradecido a Hollande el apoyo que le ha brindado de cara a la segunda vuelta electoral. "Agradezco al presidente de la República su apoyo republicano. El próximo 7 de mayo se trata de ser fiel a los valores de Francia", ha escrito Macron en su cuenta de Twitter.