Dura derrota de los socialistas franceses: apoyarán a Macron para frenar a "la enemiga de la República" Le Pen

El candidato socialista, Benoît Hamon, reconoce su derrota y la de su partido.
El candidato socialista, Benoît Hamon, reconoce su derrota y la de su partido.
EFE / JULIEN DE ROSA

El socialista Benoît Hamon pidió este domingo el voto para el candidato socialiberal Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas del 7 de mayo para "frenar" a la ultraderechista Marine Le Pen.

El aspirante socialista es el gran derrotado de la jornada al no haber obtenido más de un 6% o 7% de los votos según las primeras estimaciones hechas sobre voto real, tras el cierre de los colegios electorales.

Hamon, que ganó contra pronóstico las primarias socialistas con un programa escorado a la izquierda, habría quedado en quinta posición en la votación de este domingo. Como él mismo ha reconocido, se trata de un castigo "histórico" para su partido.

"No pude impedir el desastre anunciado. Asumo plenamente la responsabilidad", manifestó el representante socialista en su cuenta oficial de Twitter. "Hemos llevado a cabo una campaña democrática, social, ecológica europea. Estas semillas están sembradas para el futuro", añadió.

Para Hamon, el 7 de mayo habrá "una distinción clara entre un adversario político y una enemiga de la República". Por este motivo, ha llamado a votar por Macron y a "luchar de la forma más fuerte posible" contra Marine Le Pen y su partido, el Frente Nacional. "Llamo a golpear tan fuerte como sea posible al Frente Nacional votando por Emmanuel Macron, incluso sin pertenecer a la izquierda", dijo.

El exministro de Educación ha asegurado que, a pesar del "desastre", "la izquierda no está muerta". En este sentido, ha abogado por trabajar para lograr el "renacimiento" socialista.

Unidos contra Le Pen

En la misma línea, el primer ministro francés, Bernard Cazeneuve, pidió este domingo a sus compatriotas que voten en contra de la candidata ultraderechista, Marine Le Pen. El jefe del Gobierno saliente aseguró que "la presencia de un candidato de extrema derecha 15 años después del impacto que hubo en 2002 nos obliga a unir a todos los republicanos en su contra".

Cazeneuve se refería a la victoria de Jean-Marie Le Pen —padre de Mrine— en 2002 frente al candidato del Partido Socialista, Lionel Jospin, en la primera vuelta de las presidenciales, lo que le permitió calificarse para la segunda vuelta junto a Jacques Chirac, que resultó vencedor. "Les pido que voten a Macron para ganar a ese proyecto desastroso que retrasaría a Francia y dividiría a los franceses", indicó Cazeneuve en una alocución desde la sede del Gobierno.

El portavoz del Ejecutivo y ministro de Agricultura, Stéphane Le Foll, aseguró que el proyecto de Le Pen "no solucionaría los problemas de los franceses".  Otras figuras destacadas del partido conservador Los Republicanos (centro-derecha), al que pertenece el candidato François Fillon, también han pedido el voto para Macron, entre ellos Christian Estrosi, François Baroin y Laurent Wauquiez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento