Jordi Pujol Ferrusola llega a la Audiencia Nacional.
En la imagen Jordi Pujol Ferrusola llega a la Audiencia Nacional. EUROPA PRESS

Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, habría defraudado un total de 14 millones de euros desde 2012, año que comenzó la investigación en la Audiencia Nacional contra el clan por el origen de su patrimonio, en el marco de una estrategia "insistente y continuada" de despatrimonialización para sustraer capitales de la acción de la Justicia.

Así lo apunta la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) en un nuevo informe entregado al magistrado instructor José de la Mata, y según el cual, el hijo mayor del expresident habría evadido 9.461.861 dólares y 5.242.607,68 euros con el  fin de evitar un futuro embargo judicial en caso de que se determine su responsabilidad penal en el proceso.

Se trata de capitales que estaban en Andorra y se han desviado con destino México, y de préstamos que tenían las sociedades pantalla de Pujol Ferrusola y su esposa Mercé Gironés, "y que en buena lógica debieran haberse reintegrado a España", reza esta nueva documentación con fecha de marzo e incorporada a la causa.

Concretamente la Policía hace referencia a dos transferencias hechas el 25 de junio de 2015; una de 1,5 millones de dólares desde la cuenta de la sociedad Inter Rosario Port Services y otra de medio millón de dólares desde Active Translation, ambas propiedad del matrimonio.

El beneficiario fue Banco Monex S.A de México, según la documentación que precisa que sendas operaciones se realizaron desde Alemania e incluyendo en la referencia como beneficiaria a la sociedad Plantaciones Forestales S.A.

La UDEF destaca que ese mismo día que Pujol Jr transfirió dos millones de euros, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) hizo una transferencia de 500.000 euros a una cuenta de Alemania utilizando la misma entidad financiera a la recurrió el primogénito del clan investigado; un hecho que, de confirmarse, "pudiera relevarse como muy sospechoso de conducta criminal".

Falta de colaboración de Suiza

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) se queja en un informe de la falta de colaboración de Suiza y de las "restricciones de información" acerca de los movimientos de capitales realizados por Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán, en varias cuentas en el país helvético.

En el último informe remitido a la Audiencia Nacional, la Policía señala que Suiza negó el auxilio judicial a España cuando se solicitó a través de comisión rogatoria información acerca de las cuentas que el primogénito de los Pujol y su exmujer Mercé Gironés tenían en el país helvético.

Por eso, vuelve a solicitar la comisión rogatoria al entender que "los indicios sobre la existencia de esas aportaciones 'extraordinarias' y ajenas a los circuitos financieros legales por parte de Jordi Pujol Ferrusola y Mercé Gironés parecen irrefutables".

La Policía asegura que, "cuantitativamente," los fondos que blanqueó Pujol "Júnior" a través de Suiza fueron "importantes" y señala una transferencia en 2002 de 4,4 millones de euros realizada por el hijo de Jordi Pujol desde su cuenta andorrana en AndBank al banco JP Morgan, radicado en Ginebra.

Afirma que "la acreditación de la existencia de fondos en Suiza está ampliamente documentada" gracias a la información aportada por el Principado a través de una comisión rogatoria, de la que se deducían "multitud de transacciones financieras entre Andorra y Suiza, donde Jordi Pujol operaba a través del gestor fiduciario Charles de Bavier, contratando posiciones en bancos como UBS, Credit Suisse"

Y cree que hay "indicios suficientes" que vinculan al hijo mayor del expresidente catalán con varias sociedades que tenían fondos en ese país, como Hutton Overseas, Shaner Investments y Center Securities.

Siete transferencias a Suiza

Apunta también que desde una cuenta bancaria de la que figuraba como titular la empresa de Pujol hijo Inter Rosario Port Services, cuando aún no era socio, se sucedieron siete transferencias a Suiza desde el 31 de mayo al 2 de diciembre de 2005.

El beneficiario era, según el informe, un despacho de abogados suizo identificado como Martof, al que se pagan diversas facturas por la prestación de servicios de asesoramiento legal.

Y explica que el hecho de que se tratase hipotéticamente de pagos relacionados con la asesoría financiera, pondría en evidencia la gestión de capitales de Pujol hijo en el paraíso fiscal suizo y, por tanto, la necesidad de que Suiza proporcionase a España información acerca de los mismos en el marco de la investigación que instruye el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

Asegura, además, que en Suiza "existían fondos más que suficientes" para respaldar el envío de 1,5 millones de dólares a Argentina a finales de diciembre de 2005, sobre el que el primogénito de los Pujol informó al que fue su socio en aquel país, Gustavo Shanahan.

En su propuesta de actuación basada en este informe, la UDEF solicita hasta seis comisiones rogatorias a Alemania, Uruguay, Argentina, Estados Unidos, Panamá y República Dominicana con el fin de recabar información acerca de los movimientos de cuentas realizados por algunas empresas con las que se relaciona a Jordi Pujol hijo en entidades bancarias afincadas en tales países.

También solicita al juez que se tome declaración desde Argentina a Shanahan, quien dijo que Pujol Ferrusola inyectó en el negocio de Puerto del Rosario 12 millones de dólares en dinero negro, unas palabras de las que luego se desdijo ante notario y ante el magistrado, pero a las que la Policía da crédito.