El vicesecretario de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en la sede de Barcelona
El vicesecretario de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en la sede de Barcelona CIUDADANOS

Numerosos casos de corrupción han sido conocidos gracias a las denuncias iniciales de partidos políticos, sindicatos y sus fundaciones, que la mayoría de las veces ejercen como acusación popular en los mismos. Sin embargo, el PP, dentro de las negociaciones en que está inmerso con C's para tratar de poner fin a la crisis política en Murcia, exige ahora a la formación naranja que acepte su propuesta de que los partidos políticos no puedan ejercer como acusación popular en los casos de corrupción en la región. Para los populares, esa sería la contrapartida para aceptar la supresión de los aforamientos, condición "innegociable" que pone C's para investir al popular Fernando López Miras como nuevo presidente de la Comunidad.

Sin embargo, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha tildado de "ocurrencia" este miércoles en la cadena Ser la propuesta, al tiempo que ha reiterado la eliminación de los aforamientos en Murcia como condición para llegar a un acuerdo tras la dimisión de Pedro Antonio Sánchez, que está siendo investigado en el caso Auditorio y al que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco pide imputar en el caso Púnica por tres delitos. Sánchez, al estar aforado porque seguirá como diputado autonómico, sólo puede ser encausado por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia (en el caso de diputados y senadores nacionales sólo es competente el Tribunal Supremo).

En este sentido, Villegas ha señalado que, en su opinión, la eliminación de los aforamientos no puede ir vinculado a limitar la acusación particular que ejercen los partidos políticos en casos en los que están siendo investigados dirigentes de otras formaciones, lo que definió como una "ocurrencia" del PP "discutible" constitucionalmente y que, en todo caso, debería ir ligada a otras reformas en el ámbito de la justicia. Concretamente, ha hablado de la reforma de la Fiscalía, para asegurar que desde el Ministerio de Justicia no se influya en los fiscales y garantizar plenamente su neutralidad.

Por su aprte, el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, ha justificado la propuesta de su partido alegando "el uso que hacen de los tribunales algunos partidos para ganar lo que no ganan en las urnas".

Sánchez seguirá en el escaño

Sobre la continuidad del ya expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez como diputado regional, Villegas ha dicho que "lo ideal" sería que dejara el escaño y, aunque no lo ha planteado como exigencia, sí ha dicho que es uno de los asuntos que se tratarán en la negociación. No obstante, fuentes del PP confirmaron a 20minutos la semana pasada que PP y C's habían acordado la permanencia del imputado Pedro A. Sánchez en el parlamento murciano.

En este sentido, Villegas ha subrayado que el PP debería apartar a los cargos públicos que están "bajo la sospecha" de la corrupción, pero ha incidido en que "también es verdad que (Sánchez) ha dejado la Presidencia, que era el gran escollo". En cualquier caso, ha concluido que "Murcia de empezar a pasar página y mirar al presente y al futuro" y que Sánchez "debería ser ya parte del pasado".

Por otro lado, el secretario general de C's ha asegurado que no tienen intención de entrar en el nuevo gobierno de Murcia, pero sí de intentar negociar un acuerdo "de mínimos" que permita dar estabilidad a la región en los dos años que quedan hasta las próximas elecciones autonómicas. Ha insistido en que Cs se quedará en la oposición y ha señalado que el pacto que se pueda alcanzar con los populares "ya no será de investidura".