El jurado popular ha declarado este miércoles a Miguel Ángel Muñoz Blas culpable del asesinato de la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem, cometido en Astorga (León) en abril de 2015, así como de otro delito de robo con violencia, por los que la Fiscalía pide una pena de 25 años de prisión.

El jurado ha considerado a Miguel Ángel Muñoz Blas culpable de asesinato por mayoría de sus miembros (ocho contra uno), mientras ha habido unanimidad en el delito de robo con violencia.

Muñoz Blas, de 41 años, reconoció inicialmente que había matado a la peregrina ante la jueza de Astorga que instruyó el caso, pero meses después cambió su versión y afirmó que se lo inventó todo al sentirse presionado por la Policía cuando fue detenido el 11 de septiembre de 2015 en Grandas de Salime (Asturias).

El veredicto del jurado, formado por ocho mujeres y un hombre, se ha hecho público el mismo día en que se cumplen dos años del asesinato de la peregrina.

El jurado ha considerado probados todos los hechos desfavorables que conformaban el objeto del veredicto, excepto que el acusado colocara señalas falsas del Camino de Santiago para redirigir a los peregrinos a las inmediaciones de su vivienda. El jurado se ha mostrado contrario a que se pida en la sentencia el indulto para el acusado

Igualmente, ha considerado no probado, y por lo tanto rechaza, que Muñoz Blas en el momento de cometer los hechos padeciese una grave enfermedad psíquica, que anulase totalmente, limitase gravemente o afectase ligeramente sus normales capacidades de conocimiento y voluntad.

Finalmente, ha emitido por unanimidad su criterio contrario a que se pida en la sentencia el indulto para el acusado.

Además de la pena de prisión, la Fiscalía reclama una indemnización para los padres de la víctima de 80.000 euros y de 30.000 para su hermano. La acusación particular, que representa a la familia de Denise, ha rebajado hoy su petición de pena de 22 a 20 años por asesinato y mantiene los 5 años por el delito de robo con violencia, mientras que eleva las indemnizaciones a 150.00 euros para el hermano de la peregrina y 100.000 para sus padres.

El letrado de la acusación particular, Fernando Rodríguez Santocildes, ha explicado que ha rebajado en dos años la petición de pena por asesinato porque en las preguntas objeto del veredicto el magistrado no incluye el agravante de ensañamiento, por lo que tenía sentido mantener la pena reclamada en la última sesión del juicio.