Vista
Un hombre acude a una consulta de Oftalmología. GTRES

Uno de cada cuatro conductores españoles ve menos de lo permitido por ley, que es un 0,5 de agudeza visual y 0,8 para los conductores profesionales, debido a que no han actualizado su graduación.

Así lo refleja el estudio "El estado de la salud visual de los conductores en España, 2017" presentado por la asociación de utilidad pública Visión y Vida, y realizado por la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa y la Universitat Politècnica de Catalunya, en colaboración con FEDAO y Correos Express.

La vicedecana de la Facultad de Óptica y Optometría de Terrasa, Aurora Torrents, ha destacado la relación directa entre mala visión y accidentalidad, y que unos 600.000 españoles conducen con una agudeza visual inferior a 0,5, lo que hace que tengan tres veces más accidentes que el resto.

Además, 6,5 millones de españoles circulan con una agudeza visual por debajo de 0,8, la exigida al conductor profesional, aunque la literatura científica establece que el total de la población hasta los 65 años debería poseer una agudeza de uno.

Los expertos también han señalado que un conductor de más de 55 años necesita ocho veces más tiempo para recuperarse de un deslumbramiento que uno joven, mientras que uno de 45 requiere de cuatro veces más luz para poder distinguir el contenido de las señales, por lo que recomendaron el uso de gafas de sol.