La sentencia por el 11-M
Los acusados, en el interior de su recinto de seguridad en las instalaciones de la Audiencia Nacional de la Casa de Campo, escuchan la lectura de la sentencia del juicio por los atentados del 11-M. Paco Campos / EFE

Los responsables

Según el dictamen de la sentencia, los culpables de mayor pena son José Emilio Suárez Trashorras, para quien pedían la mayor condena inicialmente con 38.976, y que se ha quedado en 34.715 años y seis meses. Por su parte, a Jamal Zougam, para quien pedían 38.960 años, y Othman el Ganout, para quien pedían 38.962 años, se les ha condenado a cumplir, respectivamente, 42.922 y 42.924 años de cárcel. A ellos tres se les acusa de 191 asesinatos llevados a cabo, 1.856 en grado de tentativa, delitos de estragos terroristas y falsificación de documentos. Por todos estos delitos, se les responsabiliza directamente de lo sucedido el 11 de marzo de 2004.

Los terroristas y colaboradores

Hamid Ahmidán se quedará con los 23 años de condena que se pedían tras la vista oral por los cargos de pertenencia en banda armada y de tenencia de sustancias nocivas para la salud pública.

A Rachid Aglif, para quien pedían 21 años tras la vista oral, y Abdelmajid Bouchar, para quien se pedían 38.950 años, se les acusa también de pertenencia en banda armada y de tenencia o depósito de explosivos, por lo que se pide para ellos una condena de 18 años de cárcel.

A menor pena han condenado a Hassan el Haski, para quien se pedían tras la vista oral 38.952 años, pero que, finalmente, ha sido acusado únicamente de pertenencia a banda armada, hechos por los que condenan a 15 años de cárcel.

Del mismo cargo, aunque pidiendo 12 años de cárcel están Basel Ghalyoun, para quien pedían inicialmente 38.960 años; Mohamed Bouharrat, para quien pedían 12 años; Fouad el Morabit, para quien pedían 38.960 años; Mohamed Almallah Dabas, para quien pedían 38.960 años; Saed el Harrak, Youssef Belhadj, para quien se pedían inicialmente 38.960 años, y Mohamed Larbi Ben Sellam, para quien se pedía, tras la vista oral, una condena de 38.960 años.

A Rafa Zouhier, para quien se pedían inicialmente 38.960 años de condena, finalmente se le ha acusado también de tráfico y suministro de explosivos, por lo que cumplirá 10 años de condena.

A Abdelillah el Fadoual, para quienes se pedían 12 años de condena, se le ha acusado finalmente de pertenencia a banda armada, por lo que se le ha condenado a cumplir 9 años de cárcel.

A Raúl González, para quien se pedían 8 años de cárcel, se le acusa, finalmente, de tráfico de explosivos, por lo que se le condena a 5 años de cárcel.

Por su parte, a Nasreddine Bousbaa y Mahmoud Slimane, para quienes se pedían 13 años de condena, se les acusa de falsificación de documentos, por lo que cumplirán una pena de 3 años. Igualmente, Iván Reiss y Sergio Álvarez, para quienes se pedían 4 años de condena, se les acusa de transporte de explosivos, por lo que se les condena a cumplir también 3 años de cárcel.

Absueltos han quedado Rabei Osman El Egipcio, para quien se pedían 38.962 años al considerarle en un principio el cerebro del 11-M; Antonio Toro, para quien se pedían 23 años; Carmen Toro, para quien se pedían 6 años; Mohamed Moussaten, para quien se pedían 6 años de cárcel; Brahim Moussaten e Iván Granados, para quienes se pedían 4 años; Emilio Llano, para quien se pedían 5 años, y Javier González Díaz, contra quien se habían retirado los cargos.
Encuesta

¿Crees que la sentencia de la Audiencia Nacional aclara lo que ocurrió el 11M?

55,63 % (2332 votos)
No
44,37 % (1860 votos)