La tuitera de Murcia se defiende en el juicio argumentando que "un chiste no es enaltecimiento"

  • El fiscal pedía inicialmente una condena de dos años y medio de prisión, pero durante el juicio ha rebajado en un año su solicitud.
  • La acusada asegura que pretendió con sus comentarios hacer "humor absurdo".
Cassandra, la tuitera de Murcia que se mofó en Twitter del asesinato de Luis Carrero Blanco.
Cassandra, la tuitera de Murcia que se mofó en Twitter del asesinato de Luis Carrero Blanco.
EFE/Ballesteros
El fiscal Pedro Martínez Torrijos ha rebajado la petición de pena para Cassandra, la tuitera de Murcia que se mofó del asesinato de Luis Carrero Blanco, pero ha mantenido su acusación por enaltecimiento alegando que esas expresiones suponen un "menosprecio o descrédito y una humillación a las víctimas" del terrorismo, con lo que "de alguna manera se esta ensalzando la actividad de la banda terrorista".

Cassandra, la tuitera de Murcia que se mofó del asesinato de Luis Carrero Blanco, se ha defendido este miércoles en el juicio contra ella afirmando que "un chiste no es enaltecimiento del terrorismo" y que sus comentarios "son expresiones que se llevan haciendo a lo largo y ancho de toda España durante muchísimos años".

Durante su interrogatorio como acusada por ese delito, Cassandra, para quien el fiscal pedía inicialmente dos años y medio de prisión, auque depsués ha rebajado en un año su petición, ha afirmado que ella solo pretendió con sus comentarios en Twitter hacer "humor absurdo", así como  protestar por el hecho de que publicar chistes como los de Carrero Blanco sea enaltecimiento.

Esta estudiante de Historia de 21 años ha insistido en varias ocasiones en que ella siempre pretendió hacer humor absurdo mezclando hechos históricos o temas que eran "trending topic" en Twitter con el atentado contra Carrero Blanco, pero ha aclarado que su figura le es "irrelevante".

"Me es irrelevante, murió hace más de 30 años antes de mi nacimiento, la época en la que vivió es totalmente diferente a la mía", ha dicho, y ha añadido que "un atentado es algo totalmente condenable y deleznable, y en ningún caso se puede justificar y yo nunca lo he hecho".

"No era mi intención humillar a nadie e incluso la nieta de Carrero Blanco lo ha expresado", ha incidido en referencia a la carta de la familiar del expresidente defendiendo a la tuitera. "Es una muerte, y como toda muerte es una tragedia", ha insistido la acusada, que tenía 4.500 seguidores en la red social cuando colgó los tuits, número que ha subido hasta los 8.500 actuales.

Rebaja en la petición de pena

Al comienzo del juicio, su nuevo abogado ha presentado documentos para intentar probar que esos comentarios son muy habituales, pero la presidenta del tribunal, Teresa Palacios, ha rechazado algunos al entender que "el hecho de que una generalidad de personas puedan decir lo mismo, incluso en un tono mayor", no exime de delito porque la responsabilidad es personal.

El fiscal Pedro Martínez Torrijos ha rebajado la petición de pena para Cassandra, pero ha mantenido su acusación por enaltecimiento alegando que esas expresiones suponen un "menosprecio o descrédito y una humillación a las víctimas" del terrorismo, con lo que "de alguna manera se esta ensalzando la actividad de la banda terrorista".

Ha recordado que por mofas de este atentado de 1973 ya fue condenada por la Audiencia Nacional a 2 años de prisión (pena confirmada luego por el Supremo) una joven valenciana de 25 años, la tuitera "Madame Guillotine", quien también publicó chistes sobre Irene Villa y Miguel Ángel Blanco.

Respecto al hecho de que una nieta de Carrero Blanco calificara de "absoluto despropósito" la petición inicial de pena para Cassandra, el fiscal ha recordado que "el monopolio de la consideración de víctima no lo puede tener un solo familiar" porque es "un bien colectivo".

Cambio de abogado

"ETA impulsó una política contra los coches oficiales combinada con un programa espacial", "Kissinger le regaló a Carrero Blanco un trozo de la luna, ETA le pagó el viaje a ella" o la alusión a la película "A tres metros sobre el cielo" en referencia al asesinato de Carrero, son algunos de los comentarios por los que es juzgada.

La joven iba a ser juzgada el pasado 1 de marzo pero pidió el aplazamiento para cambiar de abogado, pues argumentó que el anterior letrado de oficio no atendía sus llamadas, le mostró su admiración a Carrero Blanco y su ideología "de corte ultraconservador" y porque pretendía basar su defensa en "demostrar que no estaba en plenas facultades mentales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento