El caso de la ONG francesa El Arca de Zoé que trataba de sacar de manera ilegal a más de un centenar de niños de Chad ha vuelto a poner de actualidad el debate sobre el funcionamiento de las ONG.

En España ha habido dos grandes casos, aun por resolver, el de Anesvad y el de la Fundación Intervida
En España ha habido dos grandes casos, aún por resolver, el de Anesvad y el de la Fundación Intervida. En el primero de ellos, el presidente, José Luis Gamarra, fue detenido por
apropiación indebida de fondos. A Intervida se le investiga por desviar fondos para uso privado.

El montante de los fondos que usan ambas organizaciones (en el caso de Anesvad supera los 35 millones de ingresos al año hizo a muchos preguntarse de dónde venían y cómo se distribuían los fondos de las ONG.

¿Cómo se financian?

España se puede convertir, si gana Rodríguez Zapatero las elecciones de marzo, en uno de los países que más dinero dedica a ayuda al desarrollo.

Pero el modelo de financiación de las ONG es complejo y mezcla lo público y lo privado. El informe anual de 2006 de la Coordinadora de ONG (CONGDE) indica que de los fondos globales de sus asociadas, un 57 % tienen origen privado y el resto son públicos.

Las ONG se pueden someter a auditorías externas pero no son obligatorias
Las organizaciones pueden elegir su modelo y así, por ejemplo, Intermon Oxfam se financia en un 75 % con capital privado, lo que reduce su dependencia de las políticas públicas. Hay otras como Amnistía Internacional que renuncian a los fondos estatales para no depender de ningún gobierno.

"Caza de brujas"

Desde el sector, organizaciones como Asociación de Pequeñas y Medianas ONG se ha hablado en varias ocasiones, en especial a raíz de los casos de Intervida y Anesvad, de "caza de brujas" para las organizaciones que no forman parte de la Coordinadora y la propia CONGDE ha asegurado que los controles que hay son suficientes.

Las ONG se pueden someter a auditorías externas si superan los 300.000 euros de ingresos.

Aunque en la práctica no son obligatorias, es una práctica extendida. También pueden acudir a los controles de la Fundación Lealtad, que edita una guía de buenas prácticas.