PANELES SOLARES RENOVABLES
Una instalación de paneles solares. EUROPA PRESS

La Mesa del Congreso ha aprobado este martes con el respaldo de PP y Ciudadanos el veto del Gobierno a la proposición de ley de autoconsumo eléctrico, que entre otras cosas busca eliminar el llamado "impuesto al sol", pese a que el partido de Albert Rivera había apoyado esta medida con el resto de la oposición.

El veto del Ejecutivo explica que la propuesta supondría una disminución de los ingresos y se dejarían de recaudar 162 millones de euros anuales vía impuestos.

"La aprobación de esta Proposición de Ley supondría una disminución de los ingresos presupuestarios, por lo que el Gobierno no presta su conformidad para su tramitación en virtud de lo dispuesto en el apartado sexto del artículo 134 de la Constitución", subraya el documento.

Ciudadanos ha estado de acuerdo con el PP en que la Constitución atribuye al Gobierno la capacidad de vetar iniciativas que supongan una modificación en los presupuestos, y con este argumento ha respaldado ahora el veto del Ejecutivo, según Ignacio Prendes (C's), vicepresidente primero de la Mesa del Congreso.

Prendes ha explicado que no son partidarios de saltarse lo establecido en la Constitución y ahondar así más en el choque entre el Ejecutivo y el legislativo, sobre el que aún está pendiente que resuelva el Tribunal Constitucional.

De hecho, esta no es la primera ni la única proposición de los grupos de la oposición bloqueada por el Ejecutivo de Rajoy argumentando que repercutiría negativamente en las cuentas públicas. Ya usó este argumento para tumbar la propuesta del resto de grupos a favor de subir las pensiones. E hizo lo mismo para justificar su negativa a equiparar los permisos de maternidad y los de paternidad.

Sin cambios en las cuentas de 2017

Respecto a la proposición energética, el grupo socialista, por su parte, había presentado un escrito pidiendo a la Mesa que se rechazara el veto del Gobierno, alegando que las medidas que contempla el proyecto no suponen alteración en los presupuestos de 2017, sino en los de 2018.

Desde En Comú Podem, el diputado Josep Vendrell ha considerado que el veto del Gobierno es "totalmente arbitrario, abusivo y con una argumentación totalmente falsa".

"Es abusivo porque llevamos 23 leyes y es evidente que el PP con la complicidad de Ciudadanos quiere dejar atado de pies y manos al Congreso. Además no se sostiene jurídicamente, no es ajustado a derecho porque no supone ninguna alteración del presupuesto vigente", ha subrayado.

Según Vendrell, la jurisprudencia del TC deja claro que cuando habla de alteración del presupuesto se trata del "vigente", y esta proposición de ley preveía entrar en vigor en el próximo ejercicio presupuestario.

"Además, tenemos un Gobierno enemigo de las renovables" y "amigo de las nucleares y del oligopolio, este es el verdadero problema", ha enfatizado tras criticar que C's apoyara esta proposición para "hacerse la foto" y ahora "se alíe con el Gobierno para vetarla".

La Mesa del Congreso ha aceptado también este martes el veto del Gobierno a la proposición no de ley presentada por Unidos Podemos para ampliar los permisos de paternidad. En este caso, el Gobierno alegaba que su aplicación supondría un sobrecoste presupuestario de más de 3.637,83 millones de euros.