El fiscal de Abéché, capital de la prefectura de Ouaddaï, ha acusado a los siete españoles detenidos en Chad de ser cómplices de un delito de secuestro de menores relacionado con el intento por parte de la ONG Arca de Zoé de intentar sacar del país a más de 100 menores de edad .

Un portavoz del Ministerio de Exteriores indicó que el cónsul francés había comunicado a las autoridades españoles esta información, aunque de momento el Gobierno no tiene constancia oficial de la misma.

En el caso de los nueve franceses arrestados por estos mismos hechos el pasado jueves, entre ellos tres periodistas, el fiscal les imputa los delitos de "secuestro de menores", "fraude" y "complicidad".

Deben ser imputados esta misma noche

"Voy a pedir al juez de instrucción su imputación para esta misma noche", insistía el fiscal, Ahmat Daud.

Además, Daud ha anunciado que también pedirá la imputación de dos chadianos junto a los europeos, de los que no ha revelado su identidad, aunque sí ha dicho que se trata de "una autoridad administrativa y de un personaje notable".

Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ha defendido ante las autoridades chadianas la "presunción de inocencia" de los siete españoles detenidos y ha afirmado que ejercieron "simplemente" como "instrumento" de la ONG francesa que contrató sus servicios.