George Clooney
El actor George Clooney, en el Festival Internacional de Toronto.  GTRES

El actor George Clooney se ha unido a la larga lista de intérpretes de Hollywood que han mostrado su disgusto porque Donald Trump sea presidente de los Estados Unidos.

Trump mantiene desde hace meses un pulso con la industria del cine, pero en realidad, como ha puesto de manifiesto Clooney es parte de ella. "Tenemos a un demagogo en la Casa Blanca", dijo, pues Trump "ha tenido 22 papeles en televisión y recibe 120.000 dólares anuales de un fondo de pensiones de Screen Actors Guild. Él está en la élite de Hollywood".

Clooney también se acordó de Steve Bannon, mano derecha de Trump, del que recordó que es "un guionista y director fallido". Sin embargo, el actor no pierde la esperanza de que la cosa mejore.

"Ahora tenemos a Donald Trump, lo que es difícil de imaginar... pero lo arreglaremos. Tenemos que hacerlo. Tenemos que reírnos. El humor es importante", dijo. Pero para conseguir el objetivo de cambiar a Trump en el futuro "necesitamos que el cuarto poder, que son los periodistas, se mantenga firme".

El actor también defendió a su compañera, Meryl Streep, que recibió duras críticas de Trump, en las que decía que era una actriz sobrevalorada, después de que ella hiciera un duro discurso contra las políticas del presidente. "Cuando la gente dice que Meryl no debería de hablar... Por supuesto que debe. Tiene todo el derecho. Ella es ciudadana de EE UU y lo fue mucho antes que ser un icono".