Motín en una cárcel de Brasil
Imagen de archivo de un motín en una cárcel brasileña. ATLAS / ARCHIVO

Al menos 50 presos se fugaron de una cárcel del estado brasileño de Sao Paulo durante un motín, según ha informado este martes el Sindicato de los Agentes de Seguridad Penitenciaria (Sindasp).

Las autoridades todavía no han concluido el recuento de presos, por lo que el número de fugitivos podría ascender a los 200, según relató la estatal Agencia Brasil.

El presidente del Sindasp, Daniel Grandolfo, ha explicado que la situación en el Instituto Penal Agrícola de la localidad de Bauru, en el interior de Sao Paulo, ya fue "controlada".

Grandolfo ha resaltado que en la cárcel de Bauru tan solo hay internos vinculados al Primer Comando de la Capital (PCC), la mayor organización criminal del país, lo que ha evitado enfrentamientos entre reos de facciones rivales como los ocurridos en otras prisiones de Brasil en las últimas semanas.

Los presos se han amotinado este martes para protestar contra la "rígida disciplina" en el interior del presidio, el cual tiene una superpoblación carcelaria, según ha denunciado el presidente del sindicato.

El sistema penitenciario de Brasil atraviesa una profunda crisis que se agravó el primer día del año, cuando 56 personas fueron asesinadas en una cárcel de la ciudad amazónica de Manaos en un enfrentamiento entre clanes rivale La lucha de poder entre grupos criminales se ha extendido a otras prisiones del país y en lo que va de año más de 130 presos han muerto.

En Natal, en el nordeste de Brasil, los reclusos mantienen el control de la prisión de Alcaçuz desde hace 11 días y al menos 26 personas han sido asesinadas, la mayoría de ellas de la facción Sindicato do Crime do Río Grande do Norte (SDC), por órdenes del PCC.