Bush
Bush ha vuelto: drama con el chubasquero en plena investidura de Donald Trump. OPHELIA BUCKLETON / TWITTER

A la investidura de Trump no solo le han robado protagonismo las protestas anti-Trump de dentro y fuera de EEUU, sino algunos de los invitados al solemne evento. En este caso, el expresidente George Bush, que tuvo un percance con una de sus prendas de ropa.

La llovizna que caía no solo alejó a la gente del evento (a las de Obama acudió más gente), sino que molestó a algunos de los allí presentes, como a Bush, que intentó resguardarse de ella con un chubasquero transparente al más puro estilo Revilla, pero no supo cómo se colocaba, aunque probó de muchas formas, hasta cubriéndose por completo la cara sin poder ver.


Las imágenes han tenido una gran acogida en las redes donde han despertado las mofas hacia Bush y comparaciones con el político cántabro Miguel Ángel Revilla, quien usó ese atuendo en más de una ocasión. Eso sí, durante su lucha con el chubasquero el expresidente Bush hizo gala de un muy buen humor porque no paraba de sonreír.