'El Cuco'
'El Cuco', abandonando el el juicio por la violación y asesinato de la joven Marta del Castillo, en un automóvil conducido por sus padres. Juan Ferreras / EFE

El juez de Instrucción número dos de Sevilla ha tomado este lunes declaración como testigo al supuesto "infiltrado" que entregó más de 600 horas de conversaciones grabadas en el entorno y la familia del joven Javier García Marín, el Cuco, condenado a dos años y once meses de internamiento por encubrir el crimen de Marta del Castillo, en el marco de las diligencias incoadas contra el joven y sus padres por un presunto delito de falso testimonio, merced a las declaraciones que realizaron durante el juicio celebrado en 2012 en la Audiencia Provincial por el asesinato de la joven sevillana.

El camarero de un bar también ha declarado que los padres estuvieron en el local toda la nocheDurante algo menos de dos horas, el juez instructor Carlos Mahón ha tomado declaración como testigo a este hombre y además al camarero de un bar supuestamente visitado por los padres del Cuco la noche del 24 de enero de 2009, precisamente la noche de la desaparición de la joven Marta del Castillo, por cuyo asesinato fue condenado Miguel Carcaño.

En ambos casos, y según han informado a Europa Press fuentes del caso, los testigos habrían manifestado que entre las 00.00 horas y las 05.00 horas de aquella madrugada del 24 de enero de 2009, los padres del Cuco estuvieron en el bar La Portada y no en el domicilio familiar, toda vez que Antonio del Castillo, padre de víctima, aseveraba en declaraciones a los medios de comunicación tras ratificar su denuncia contra el Cuco y sus padres el pasado 14 de junio de 2016, que los progenitores del joven "no llegaron a la hora que dijeron (al domicilio familiar), no vieron a ese niño en la cama como dijeron y no le dieron el besito de buenas noches como dijeron".

En concreto, y según las fuentes consultadas, el "infiltrado" habría manifestado que la propia madre del Cuco, Rosalía García, habría reconocido verbalmente ante él que ambos pasaron aquella noche en el citado bar, toda vez que el camarero habría defendido "con seguridad" que "les vio" en su negocio la noche en cuestión.

La denuncia de los padres

Los padres aseguraron en el juicio que habían estado en casa con su hijoEn su denuncia, los padres de Marta mantienen que los padres del Cuco mintieron en el juicio celebrado en la Audiencia de Sevilla en 2012 porque dijeron que su hijo estaba en su casa la noche de los hechos, el 24 de enero de 2009, por lo que solicitaron que declarasen como testigos un camarero de dicho establecimiento y el presunto "infiltrado".

Ya para este martes, el juez ha citado a declarar en calidad de investigados al Cuco y a sus padres, Rosalía García y Ángel Romero, por un presunto delito de falso testimonio, toda vez que en enero de 2016, el juez de lo Penal número 10 de Sevilla condenó a pagar una multa de 2.520 euros a los padres del Cuco y al supuesto infiltrado por incumplir la orden de alejamiento que tenía el entonces menor de edad respecto a la familia de Marta.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.