Según han explicado, se visitará el acantilado más alto de la isla, Es Cap des Jueu, situado en el extremo suroeste de Ibiza, entre el Cap Llentrisca y el Cap de l*Oliva.

Los asistentes observarán el mar y los islotes de Es Vedrà y Es Vedranell. Además, se descenderán 400 metros hasta la cantera de Es Savinar, recordando las duras condiciones en las que los trabajadores de esta instalación extraían 'marès'.

Desde el Institut han advertido que los participantes en la salida deberán realizar un esfuerzo físico considerable y no es recomendable para personas con vértigo.