Ana Pastor
La presidenta del Congreso, Ana Pastor (c), junto al portavoz del PDeCAT, Francesc Homs (i), y el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta (d), a su llegada a la reunión de la Junta de Portavoces, esta mañana en el Congreso de los Diputados. EFE

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha mantenido este miércoles una reunión con los distintos grupos parlamentarios para estudiar la posibilidad de racionalizar los horarios en la Cámara Baja, de tal manera que no haya plenos que terminen a las diez o las once de la noche como ha ocurrido recientemente.

La propia Pastor ha explicado en conversación informal con los periodistas durante la copa de Navidad, que ha ofrecido este miércoles en el Congreso, que esta mañana se ha reunido con los portavoces parlamentarios para, entre todos, empezar a buscar soluciones que permitan jornadas laborales más razonables no sólo a los diputados, sino también a los periodistas y trabajadores de la cámara.

Adelantar el inicio de los plenos de los martes

Todos consideran que la Cámara Baja puede ser un buen lugar para dar ejemplo y avanzar en la necesidad de esa racionalización de horarios, por lo que Pastor, según han informado fuentes parlamentarias, ha propuesto a los grupos que estudien las opciones que pueden ser más convenientes y le presenten su propuesta a la vuelta de las vacaciones de Navidad.

Una de las opciones es que los plenos de los martes acaben a las 20 h La mayoría de los grupos coinciden en que no tienen sentido jornadas del Congreso con plenos interminables en las que se acaba a las diez o las once de la noche o, incluso, de madrugada. Por eso, una de las opciones posibles, según las fuentes consultadas por Efe, es adelantar el inicio de los plenos de los martes, que ahora comienzan a las cuatro de la tarde, de tal forma que empiecen por la mañana y concluyan sobre las 20:00 horas. Ello obligaría a que la Mesa y la Junta de Portavoces, que se reúnen los martes por la mañana, tengan que adelantar su reunión a primera hora del mismo día o incluso a los lunes por la tarde.

Otra de las opciones sería recuperar el modelo de la etapa en la que Jesús Posada presidía el Congreso, cuando las sesiones de los martes concluían a las ocho aún sin que se hubieran debatido todos los puntos previstos, que decaían hasta el día siguiente.

No obstante, esas son sólo algunas de las opciones posibles, ya que Pastor ha planteado que tras el descanso navideño le presenten las soluciones por las que apuestan para que la presidenta del Congreso las estudie y presenta una propuesta a la Mesa de la Cámara.