Manifestación
Manifestación en Granada por la Sanidad. CESM-GRANADA / @MEDICOSGRANADA

Además de la delicada situación interna que atraviesa el PSOE, profundamente dividido tras la caída como secretario general Pedro Sánchez y la decisión de la gestora de abstenerse para permitir gobernar al PP, a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, le surgen otros frentes con los que lidiar.

La sanidad andaluza lleva varios meses movilizada en toda la región y especialmente en la vecina Granada, contra una polémica reforma de la sanidad emprendida por el Gobierno regional. Las protestas contra las políticas sanitarias de Díaz, que quiere fusionar hospitales en varias ciudades para ahorrar costes, se han recrudecido este otoño. Las más multitudinarias han tenido lugar en Granada, con tres manifestaciones. A la última, el pasado 27 de noviembre, asistieron 45.000 personas, según la Policía, y coincidieron con otras en Málaga –entre 3.000 y 12.000 manifestantes, según las fuentes- y Huelva: 13.000 manifestantes. 

Es una protesta apolítica. No es contra el PSOE, sino contra los que administran la sanidad pública andaluza Y ahora que Díaz, pese a que formalmente no ha anunciado que vaya a ser candidata a liderar el PSOE, se encuentra en plena precampaña con multitud de actos públicos e institucionales, esta oleada de protestas amenaza con aguarle el que pretende ser su gran baño de masas ante la militancia. El PSOE andaluz, con la excusa de conmemorar los 10 años de la Ley de Dependencia, ha preparado un gran mitin para el próximo 16 en Jaén, la provincia andaluza más cohesionada en torno a la presidenta. Pero lo que pretende ser una exhibición de fuerza puede quedar deslucida, ya que la cuarta movilización contra la fusión hospitalaria se traslada a Jaén, el mismo día del acto de Díaz, en el que estará acompañada del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

El expresidente del Gobierno, impulsor de la ley de Dependencia, ha sido uno de los principales apoyos de Díaz en su estrategia contra Pedro Sánchez, y también es ahora uno de sus principales respaldos en su carrera hacia la Secretaría general. Ambos tendrán que afrontar que, a la misma hora que se dirigen a las bases, en otro punto de la ciudad tenga lugar una protesta en contra de la líder andaluza.

Las protestas son de ciudadanos de a pie y personal sanitario. En Granada las lidera y convoca un médico de urgencias, Jesús Candel, conocido como 'Spiriman'. "La concentración del día 16 la hemos convocado en Jaén, pero no en el mismo lugar del mitin, sino en el Parque de la Victoria. Queremos que Susana Díaz escuche nuestras reivindicaciones y dé respuesta a las peticiones que le estamos haciendo a su Gobierno", dice Candel a 20minutos. "Es una protesta apolítica. No es contra el PSOE, sino contra los que administran la sanidad pública andaluza". "Nos han dicho que Susana Díaz está barajando desconvocar su acto, esperamos que no lo haga. Nosotros mantendremos el nuestro aunque lo desconvoque". El PSOE andaluz, por su parte, niega rotundamente que esté barajando desconvocar su acto.