Rafael Mateos, portavoz del Ayuntamiento de Cáceres
Rafael Mateos, portavoz del Ayuntamiento de Cáceres EUROPA PRESS

Una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Cáceres ha dado la razón al Ayuntamiento de Cáceres frente al recurso que presentó la empresa Acciona, anterior adjudicataria del servicio integral del agua, por el que reclamaba el pago de 9,9 millones de euros en concepto de liquidación del contrato cuando, por mandato judicial, se volvió a un momento del concurso que dio como resultado la adjudicación a Canal de Isabel II.

El proceso se remonta al año 2011 cuando se adjudica la contrata del agua a Acciona, que empieza a prestar sus servicios el 1 de enero de 2012. Otras empresas que concurrieron presentaron varios recursos al entender que había habido defectos en la adjudicación y Canal de Isabel II, la anterior adjudicataria, consigue que el concurso tenga que retrotraerse al momento en el que se valoraron las ofertas económicas, lo que arroja una nueva puntuación que inclina la balanza a favor de Canal de Isabel II, que finalmente recupera la contrata.

Acciona prestó el servicio hasta el 31 de marzo de 2015 cuando se produce la nueva adjudicación y es entonces cuando esta empresa inicia un proceso judicial contra el ayuntamiento cacereño al que le pide 9,9 millones de euros en concepto de liquidación del contrato e indemnización por los daños y perjuicios que le supone la rescisión.

Ahora, el juzgado ha dictado sentencia este pasado miércoles, día 7, en la que no solo desestima la liquidación reclamada por Acciona y mantiene que no proceden daños y perjuicios por declararse nulo el contrato, sino que apunta que es el ayuntamiento cacereño el que debería reclamar una cantidad de 3,9 millones de euros por "incumplimiento" por parte de la empresa de algunas cláusulas del contrato mientras estuvo en vigor.

Así, el portavoz del equipo de Gobierno cacereño, Rafael Mateos, ha asegurado este viernes en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, que esta sentencia es "muy positiva" para los intereses del Consistorio porque, además, abre la vía para solicitar a Acciona esa cantidad cercana a los cuatro millones de euros que la empresa debería abonar a las arcas municipales.

NEGOCIACIÓN "AMISTOSA"

Mateos ha anunciado que, aunque la sentencia no es firme y cabe recurso de apelación contra ella, se va a abrir una vía de negociación "amistosa" con Acciona para intentar llegar a un acuerdo para el pago "del cien por cien" de esta cantidad que estipula el juez. Según ha explicado, no se puede acudir a la ejecución de sentencia porque el fallo no recoge el pago de este dinero, sino que hay que reclamarlo expresamente si se quiere conseguir.

Por ello, en caso de no conseguir el consenso por la vía del diálogo, el ayuntamiento acudirá a la vía judicial y se irá a un nuevo contencioso para reclamar esos cuatro millones. Se apoyaría en que no se llevaron a cabo algunas cuestiones que se recogían en el contrato como el acondicionamiento de la depuradora de aguas residuales, renovación de contadores, pago al personal y otras medidas de mejora que se estipulaban en la adjudicación.

Mateos ha agradecido a los técnicos del ayuntamiento el trabajo "pericial" que han realizado y a las letradas municipales el "buen hacer" que han desarrollado en este conflicto judicial que, de momento, se ha resuelto "a favor de los intereses de la ciudad y de los cacereños", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.