Un filme de Paolo Virzì sobre la locura del mundo real logra la Espiga de Oro de la Seminci

  • Locas de alegría (La pazza gioia), de Paolo Virzì, ha sido galardonada este sábado con la Espiga de Oro al Mejor Largometraje de la 61 Semana Internacional de Cine de Valladolid, Seminci.
  • La Espiga de Plata ha sido para El ciudadadano ilustre, de Duprat y Cohn.
Cartel de 'Locas de alegría'.
Cartel de 'Locas de alegría'.
RAI CINEMA

La película Locas de alegría (La pazza gioia), obra firmada por Paolo Virzì, ha sido galardonada este sábado con la Espiga de Oro al Mejor Largometraje de la 61 Semana Internacional de Cine de Valladolid, Seminci.

Por su parte, la Espiga de Plata ha sido para la película El ciudadano ilustre, del director Gastón Duprat y Mariano Cohn.

El trabajo interpretativo de Naomi Nero en la película Mae só há uma (Madre solo hay una), de la directora brasileña Anna Muylaert, ha sido premiado con el galardón al mejor actor, mientras que las actrices italianas Valeria Bruni-Tedeschi y Micaela Ramazzotti han conseguido este reconocimiento entre las mujeres protagonistas por su papel en La pazza gioia.

El premio Miguel Delibes al mejor guion también ha recaído en el filme argentino El ciudadano ilustre, según el fallo del jurado internacional integrado por seis expertos del mundo del cine y presidido por el productor francés, Marc Baschet.

Otro de los principales premios entregados esta mañana ha sido el de mejor director, que ha sido otorgado a Anna Muylaert por Madre solo hay una, "tanto por su manejo de la elipsis como por el cuidado expositivo desplegado en su largometraje", según ha justificado el jurado.

Asimismo, el premio al Mejor Nuevo Director ha sido para el egipcio Mohamed Diab y su película Eshtebak, una fábula política en la que representantes de todas las clases sociales de Egipto, religiones, edades y sexos ven emerger sus diferencias en pleno golpe de Estado contra el presidente Morsi. La película también ha sido galardonada con el premio a mejor dirección de fotografía.

Al mismo tiempo, los cortometrajes premiados en esta 61 edición de la Seminci han sido Cheimaphobia, de Daniel Sánchez Arévalo, e Il Silenzio, de los directores iraníes Farnoosh Samadi y Ali Asgari, que se han alzado con la Espiga de Oro, mientras que el corto How long, not long, de los suecos Michelle Kranot y Uri Kranot, ha sido galardonada con la Espiga de Plata.

Fuera de la sección oficial, los largometrajes Gulîstan, tierra de rosas, de la cineasta de origen kurdo Zaynê Akyol, y Shadow World, del belga Johan Grimonprez, han obtenido el primer premio en la sección Tiempo de Historia. El premio Arco Iris, una distinción nueva que premia la puesta en pantalla del colectivo LGTBI, ha sido para Madre sólo hay una.

En la sección Doc. España, el primer premio ha sido para Frágil equilibrio, de Guillermo García, mientras que el premio Castilla y Leónen corto ha ido a manos de La invitación, de Susana Casares.

Ya para finalizar, el premio FIPRESCI que otorga la crítica especializada ha otorgado su galardón a Les innocentes, de la francesa Anne Fontaine, una obra inspirada en hechos reales que narra la crudeza de la guerra a través de un convento a las afueras de Varsovia donde las religiosas quedaron embarazadas tras la liberación rusa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento