El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha recordado este jueves al candidato a la investidura, Mariano Rajoy, que aunque el sábado se abstendrán para facilitar que sea reelegido, defendieron el 'no' como socialistas "y siguen siendo socialistas".

Hernando ha reiterado que España no merece ir a unas terceras elecciones "para tranquilizar ninguna conciencia", que es lo que sucedería si el PSOE vota en contra del líder del PP. "Por eso nos vamos a abstener el sábado, porque este país no merece unas terceras elecciones, es nuestra obligación con el interés de los ciudadanos, las instituciones y la democracia".

En la segunda sesión de investidura, Hernando ha insistido en que el PSOE no confía en Mariano Rajoy, pero que los ciudadanos y la democracia española no se merecen unas terceras elecciones. "Señor Rajoy, usted no nos gusta como presidente, pero sí nos gusta este país y nos gusta lo que hemos construido juntos y hoy España nos necesita", ha asegurado el portavoz socialista.

Su discurso también ha estado centrado en las críticas a las principales políticas del Partido Popular de los últimos cuatro años y en reivindicar el papel fundamental que adquiere la Cámara Baja, dado que el Gobierno no contará con la mayoría parlamentaria.

En su resumen de lo acontecido en los últimos diez meses, Hernando ha lamentado que no se consiguiera "un presidente de la izquierda" al frente del Gobierno de España, en alusión a los vetos entre Podemos y Ciudadanos.

"Aquel hubiera sido un gobierno de cambio, reformista y de progreso destinado a darle la vuelta a las políticas de la derecha". El portavoz del PSOE culpó a los "intereses partidarios" de Podemos por intentar "ganar al PSOE en unas nuevas elecciones".

Hernando ha enumerando las difíciles decisiones tomadas por el PSOE en el pasado, apuntando que, con todas, "el tiempo nos ha dado la razón" El fracaso de ese intento de que Pedro Sánchez fuera presidente, a juicio de Hernando, solo dejó dos opciones al PSOE: la abstención o elecciones.

Sin embargo, recordó que "todas las razones para no confiar en usted (por Rajoy) siguen aboslutamente vivas". En su intervención enumeró los olvidos del discurso del que aspira a presidente:  trabajadores precarios, pensionistas, refugiados...  Y por eso anunció que para cimentar la posición socialista de que Rajoy "no es el presidente que necesita España" este jueves su grupo votará 'no', aunque el sábado se abstenga.

El PSOE ha asegurado que en la legislatura propondrá un ingreso mínimo vital, la supresión de las reválidas, un pacto educativo, un subsidio para los parados con cargas familiares y para mayores de 52 años, reducir el IVA cultural, suprimir el copago farmacéutico de los pensionistas y una ley de igualdad salarial que reconozca el bonus de cotización por hijo, entre otras iniciativas.

Al final de su discurso ha recordado los 137 años de historia de su partido y, ya en clave interna socialista, Hernando ha enumerando las difíciles decisiones tomadas por el PSOE en el pasado, apuntando que, con todas, "el tiempo nos ha dado la razón".

Rajoy: "Esta legislatura será difícil para el Gobierno"

En su turno de réplica Mariano Rajoy, con un tono muy distinto a la anterior sesión de investidura, ha recordado que está hoy aquí porque ganó las elecciones y porque no había otra alternativa. "Yo no quiero que haya elecciones por tercera vez, aunque me pudiera beneficiar, pero el interés general de los españoles es que hagamos lo que vamos a hacer, ustedes y nosotros".

Si Hernando se refirió a las encuestas del CIS sobre la visión de los españoles de la situación, Rajoy se ha agarrado a la última EPA para ejemplarizar la mejora del empleo y de la situación económica. "Permítame que defienda una política que ha sido exitosas, no por un prejuicio mío, sino porque han sido positivas para el conjunto de los españoles", ha añadido.

Según Rajoy, el PP tiene mucho más que ver con el PSOE que con los partidos independentistas. Y ha reprochado que al PP no se le tenga en cuenta ninguna reforma de progreso. "Esta legislatura será difícil para el Gobierno, no lo dudo, pero todos obligados a cuidar del interés general". Y pidió que la responsabilidad que tienen los socialistas en la investidura se reproduzca en la Cámara durante la legislatura para facilitar la gobernabilidad.

Hernando: "Nosotros vamos a seguir siendo oposición"

En su contrarréplica, Antonio Hernando ha insistido en que la abstención del PSOE es a la investidura, no a la legislatura. "Nosotros vamos a seguir siendo oposición, señor Rajoy, compréndalo". Hernando le ha pedido también que abandone el triunfalistimo y que rectifique errores del pasado. Ha concluido diciendo que se abstienen porque se ven capaces de condicionar las políticas del Gobierno con su papel en la Cámara baja.

Hernando ha criticado el "abrazo del oso" que Rajoy ha intentado al decir que se parecen mucho el PP y el PSOE. "Hombre, no", ha exclamado el portavoz. "Somos muy distintos, absolutamente antagónicos. Y también actuamos distinto ante las responsabilidades de Estado". El portavoz socialista le ha pedido, entre otras cosas, que no cuente con ellos para rebajas salariales, para deteriorar la calidad de la educación, ni para que los ajustes a los que obliga la UE caigan en los que ya se han visto afectados por la crisis.

"Nos alegramos de la creación de empleo y de que las familias puedan tener un ingreso, pero no sea triunfalista", le ha dicho respecto al dato de la EPA. Ha finalizado subrayando como "milagro" dos pasos dados por Rajoy, la modificación del peso de la reválida de bachillerato de cara a un pacto educativo y su paso a favor de la disposición al diálogo en el conflicto con Cataluña.

"Sea consciente de que nos vamos a hacer respetar como oposición, con humilidad, por respeto a los ciudadanos que nos exigen que condicionemos las políticas, sin aspavientos, sin gritar, mediante el trabajo", ha terminado.

Rajoy: "No intento anular su labor de oposición"

En su turno de contrarréplica, Rajoy asegura que no ha llegado a ningún acuerdo de gobierno con el PSOE. "Yo no intento anular su labor de oposición", le ha dicho al portavoz socialista. Respecto a si se parecen entre sí, ha asegurado que no pretende hacerse socialista, ni que ningún socialista se haga del Partido Popular. "Respetando su labor de oposición, tengo que pedir comprensión (para gobernar)", ha reiterado.