Madeleine podría estar enterrada en Praia da Luz según unas pruebas de ADN

Kate y Gerry McCann en la playa donde podría estar el cuerpo de Maddie. (ARCHIVO)
Kate y Gerry McCann en la playa donde podría estar el cuerpo de Maddie. (ARCHIVO)

Madeleine McCann, desaparecida el pasado 3 de mayo, podría estar enterrada en la playa de Praia da Luz en Portugal, según restos de adn obtenidos de las pruebas forenses realizadas por Danie Krugel, superintendente retirada de la Policía sudafricana, informa el diario 'The Guardian'.

Estas pruebas han provocado que reanuden el registro en la playa, donde ya buscaron el pasado mes de julio durante cuatro días.

Durante esos cuatro días lograron identificar una zona de la playa "donde podría haber estado Madeleine o incluso donde podría estar enterrada", en palabras de un amigo de los McCann ayer al diario, según recoge ABC.

"Dignos del Oscar, si son culpables"

La persona que asesoró a Gerry y Kate McCann durante las semanas posteriores a la desaparición de su hija Madeleine el pasado 3 de mayo en el Algarve portugués asegura que vio a la pareja derrumbarse emocionalmente y que, de estar fingiendo, serían merecedores de "un Óscar".

Los padres de Maddie no tienen ninguna vinculación con lo sucedido

En declaraciones hechas al diario británico "The Times", Alex Woolfall, que asesoró al matrimonio los días posteriores a la desaparición de la pequeña,
cree que los padres de "Maddy" no tienen ninguna vinculación con lo sucedido.

Woolfall relata a este periódico que fue testigo de las oscilaciones en el estado de ánimo de los padres de la menor, que pasaban de la "angustia descontrolada" a la determinación a hacer lo que fuera necesario para encontrar a su hija.

"Para mí, si estuvieran vinculados (en la desaparición) y fueran culpables de alguna manera, tendrían que ganar todos los Globos de Oro y todos los Óscar posibles", señaló.

Woolfall, experto en situaciones de crisis y que trabaja como relaciones públicas para el grupo de comunicación Bell Pottinger, voló a Portugal el sábado 5 de mayo, como parte de la ayuda de emergencia que prestó el grupo de vacaciones Mark Warner al matrimonio.

Allí, en Praia Da Luz, este experto se reunió con Gerry y Kate McCann. "Se comportaron exactamente como hubiera imaginado que lo haría alguien en su situación. No habían dormido. Intentaban ver qué hacer a continuación que pudiera generar imágenes de la niña. Y estaban desesperados por hacer pública su cara", recordó.

Ese experto ayudó a la pareja a descargar fotos de "Maddy" que habían tomado con la cámara digital para poder ponerlas en poder de los medios de comunicación.

"
Intentaban hacer dos cosas a la vez: una, hacer frente a lo que les estaba pasando emocionalmente; y dos, actuar de forma lógica para ayudar a recuperarla".

Además de enviar las instantáneas a la agencia de noticias Press Associated para que fueran distribuidas por todos los medios británicos, Woolfall recuerda que la pareja quería "hacer más" para tratar de encontrar a su hija.

"Estaban agotados y angustiados, pero pensaban: '¿Deberíamos salir y decir algo que pueda ayudar a recuperarla? Dijeron que querían hablar con los medios de comunicación. Estaban muy cansados, pero eso era algo que estaban decididos a hacer", señaló.
Durante la primera semana, no estaban pensando. Se encontraban en estado de shock

Según Woolfall, una de las hipótesis que barajó la pareja la noche de la desaparición de la niña fue que "Maddy" podría estar "deambulando y haber sufrido un accidente", o incluso se planteó que alguien sin malas intenciones podría habérsela llevado.

"Durante la primera semana, no estaban pensando. Se encontraban en estado de shock", afirmó.

Además, Woolfall comenta que cuando escuchó que se consideraba
"sospechosos" a los McCann, le pareció una suposición "ridícula".

"No me lo podía creer. Era
algo completamente absurdo", indicó.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento