De igual manera, desde la Consejería de Sanidad y Política Sociales se ha procedido a la realización de una inspección de oficio para "garantizar los derechos de los consumidores".

Una labor inspectora que busca garantizar que el móvil "cuenta con las prestaciones publicitadas en el terminal, así como el cumplimiento del etiquetado de las piezas utilizadas en el dispositivo", según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa.

De esta forma se ha pronunciado el Ejecutivo regional, después de que se destapara una presunta estafa según la cual, esta empresa estaría vendido como propios los móviles fabricados por la marcha chica Xiaomi.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.