Existen "indicios" de que los huesos de El Ejido son de una mujer desaparecida en 2009

  • Los restos podrían pertenecer a Lourdes García, desaparecida hace siete años tras salir de la gasolinera en la que trabajaba en Roquetas de Mar.
  • Los investigadores sí han confirmado que los huesos corresponden a una "mujer joven".
  • La investigación aún se encuentra en una fase "muy inicial" y será la prueba de ADN la que determine si los huesos pertenecen a Lourdes.
  • Los restos óseaos fueron hallados el miércoles mezclados con restos de plásticos y ropajes.
Lourdes García Carreño despareció en octubre de 2009 tras salir de la gasolinera en la que trabajaba, en Roquetas de Mar.
Lourdes García Carreño despareció en octubre de 2009 tras salir de la gasolinera en la que trabajaba, en Roquetas de Mar.
EUROPA PRESS/REMITIDA
El subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, ha señalado este jueves que "existen indicios que aproximan la investigación" a que los restos óseos hallados este miércoles en El Ejido (Almería) podrían corresponder a Lourdes García, desaparecida en octubre de 2009 en Roquetas de Mar (Almería), a la edad de 34 años, si bien ha matizado que "todavía es pronto" para afirmarlo del todo y que "la prueba definitiva la tiene que dar la secuencia de ADN".

El subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, ha señalado este jueves que "existen indicios que aproximan la investigación" a que los restos óseos hallados este miércoles en El Ejido (Almería) podrían corresponder a Lourdes García, desaparecida en octubre de 2009 en Roquetas de Mar (Almería), a la edad de 34 años, si bien ha matizado que "todavía es pronto" para afirmarlo del todo y que "la prueba definitiva la tiene que dar la secuencia de ADN".

Hasta el momento, la investigación científica y forense ha determinado que los restos se corresponden a los de una "mujer joven", de forma que las siguientes pruebas permitirán "identificar con exactitud" la persona a quien pertenecen ya que hay "indicios suficientes para poder determinar la identidad".

En este sentido, las mismas fuentes han asegurado que los expertos se afanan no solo en el estudio de los restos cadavéricos, con los que se ha reconstruido "buena parte" de un esqueleto humano, sino también de los plásticos y los ropajes que envolvían las piezas, lo que se une a elementos de investigaciones anteriores.

Durante las próximas horas, los huesos serán sometidos a pruebas oseométricas para determinar la edad exacta de la persona a la que correspondían los huesos en el momento de perecer y otros análisis en el ámbito de la antropología forense para determinar la fecha del fallecimiento. Además, la Policía no descarta volver al lugar en el que aparecieron los vestigios para intentar hallar nuevas pruebas.

Desde la Subdelegación de Gobierno han matizado que la investigación se encuentra en una fase muy inicial y que, a la espera del examen exhaustivo del cráneo y un hueso largo, posiblemente un fémur, entre otros restos, la investigación determinará si los restos se corresponden a los de la desaparecida o a los de otra persona. Los restos fueron hallados en una zona de invernaderos ubicada en el barrio de Pampanico de la localidad.

En esta línea, el subdelegado ha condicionado, en declaraciones a la Cadena SER, la pertenencia de los huesos a los resultados de las pruebas genéticas, por lo que si la secuencia fina "es la misma que la de la desaparecida, se dará el testimonio que corresponda".

"Todavía es pronto para ello, se trata de ver fechas, de cuándo murió, etc.", ha matizado el representante del Gobierno en Almería, quien ha insistido en que deben ser los estudio genéticos los que revelen "la personalidad de los restos encontrados" dado que "el sexo se sabe desde el primer momento por el tamaño de los restos".

Su familia la declaró fallecida

Así, ha recalcado que aunque "existen indicios que aproximan a la investigación", la "prueba definitiva" debe venir de los estudios de AND, que "tiene que coincidir". Los restos óseos encontrados en la tarde del pasado martes por una pareja que buscaba chatarra cerca de la finca de invernaderos Los ruiseñores se encontraban mezclados con restos de plásticos y ropajes, también extraídos para su análisis.

Fue sobre las 0.30 horas del miércoles cuando se alertó a los agentes del hallazgo de los huesos, con lo que hasta el lugar de desplazó Policía Judicial, Policía Científica, médicos forenses y el juez del Juzgado de Instrucción número 4 de El Ejido en funciones de guardia, para recopilar los vestigios que han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal (IML).

La familia de la joven de 34 años Lourdes García Carreño, desaparecida desde que hace siete años se perdiera su rastro tras salir de la gasolinera en la que trabajaba en Roquetas de Mar (Almería), tramitó declaración de su fallecimiento para "regularizar la situación" ante la ausencia de novedades significativas en la investigación para dar con su paradero.

La Guardia Civil ya ha contactado telefónicamente con la familia tras la aparición de los restos, aunque los agentes encargados de investigar la desaparición de la joven han trasladado también un mensaje de "prudencia" a los familiares, ya que "hasta que no se ratifique" el origen de los huesos y se compruebe mediante análisis de ADN su pertenencia, no se podrá asegurar que se tratan de los de la roquetera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento