Referéndum en Colombia
Reacción de una mujer tras escuchar los resultados del plebiscito sobre el acuerdo del Gobierno con las FARC. Leonardo Muñoz / EFE

Contra todo pronóstico, el no ha ganado el referéndum sobre el acuerdo que el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC firmaron hace una semana. El plebiscito ha registrado 6.430.909 votos negativos, un 50,22%, frente a los 6.374.491 sufragios obtenidos por el , un 49,77%. Los primeros líderes en pronunciarse al respecto han sido los americanos, quienes han abogado por que el país logre encontrar nuevos caminos hacia la paz.

"México hace votos por que Colombia siga explorando todas las avenidas posibles para avanzar de manera unida hacia un futuro de paz y prosperidad", ha señalado la Secretaría de Relaciones Exteriores de México en un comunicado. "El Gobierno de México reafirma su compromiso de apoyo a Colombia y al presidente Juan Manuel Santos en este camino", agrega.

Desde Ecuador, su presidente Rafael Correa, ha deseado  que "venza finalmente la paz". Correa ha destacado el hecho de que Santos haya anunciado que se mantendrá el alto el fuego pese al revés en las urnas. "Venció el no en Colombia, pero todos aseguran querer la paz", ha señalado Correa a través de su cuenta de Twitter.

El ministro de Exteriores ecuatoriano, Guillaume Long, también ha expresado su opinión a través de la red social: "Apretada victoria del no nos entristece", ha escrito y ha destacado que, además de Santos, las FARC también han ratificado el alto el fuego. Long ha instado "a seguir buscando el camino de la paz en Colombia".

La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y El Caribe (COPPPAL) ha coincidido en manifestar su pesar por los resultados de la consulta. El presidente de la COPPPAL, el dominicano Manolo Pichardo, ha señalado en un comunicado que "América Latina, los colombianos que aman la paz y el mundo lamenta el rechazo al acuerdo de paz en un plebiscito en el que la manipulación impuso la insensatez".

El mundo lamenta el rechazo al acuerdo de paz en un plebiscito en el que la manipulación impuso la insensatezLa entidad, que agrupa a 65 partidos progresistas de 34 países de América Latina y El Caribe, ha dicho no perder las esperanzas de que el proyecto por alcanzar la paz en Colombia no perezca con el resultado de las urnas.

"El Gobierno colombiano, las FARC, las fuerzas políticas y los sectores que inciden en la vida pública del pueblo sudamericano no deben descansar en los esfuerzos para terminar con más de 50 años de  derramamiento de sangre", ha expresado Pichado.

Más moderada en su valoración ha sido la secretaría general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que ha felicitado al pueblo de Colombia por "su espíritu democrático y el comportamiento cívico y pacífico" durante la votación. Este organismo ha renovado su compromiso para apoyar al país en su búsqueda de la paz a través del diálogo, la preservación de la vigencia de los acuerdos de la Habana, la concertación y el entendimiento.

La secretaría también ha reconocido y agradecido a la misión electoral de Unasur, que acompañó el proceso de votaciones del referéndum con el despliegue de unos 40 observadores, gestión que, según ha dicho, demostró la importancia de la cooperación y acompañamiento regional.

En línea similar, el Ejecutivo de Guatemala ha felicitado al pueblo colombiano por el "civismo" demostrado y ha defendido que el no que ha ganado la consulta no es un a la guerra, sino a ciertos términos y acuerdos del proceso de negociación.

"Guatemala confía en que todos los sectores de la sociedad colombiana continúen sus esfuerzos por alcanzar la paz, la cuál es irrenunciable", ha asegurado la cancillería en un comunicado.

El Gobierno guatemalteco considera el ejercicio de consulta como "pacífico y transparente", además de fortalecedor de la democracia, y reitera su apoyo a la decisión "firme" de Santos de continuar con "el diálogo y la negociación" para buscar puntos de encuentro que permitan avanzar hacia la paz. De esta forma felicita a las partes por mantener "vigente" el alto el fuego bilateral y expresa su deseo de que se continúe hacia la "construcción de una paz estable y duradera" en Colombia.