Pablo Iglesias y Alberto Garzón en el Congreso
Pablo Iglesias y Alberto Garzón en el Congreso. EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha confirmado que ha hablado ya por teléfono con Pedro Sánchez para explorar la posibilidad de una alternativa de Gobierno en el caso de que la sesión de investidura de Mariano Rajoy resultara fallida.

En declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso de los Diputados, Iglesias ha vuelto a tender la mano al PSOE y ha dicho que se alegra "de que Pedro Sánchez se mantenga en el 'no' a Rajoy".

Con motivo de la constitución de la Diputación Permanente del Congreso, el lider morado ha recordado que el presidente en funciones y candidato del PP, "tiene la obligación de presentarse a la investidura".

"Da la impresión de que el PP está usando una Mesa -la del Congreso-, que se supone que es de todos, para retrasar una investidura que se debería producir", ha recalcado Iglesias. Ha añadido que "mientras algunos juegan al teatro parlamentario, hay jóvenes que se ven obligados a salir de España, hay paro, hay deshaucios... esa es la prioridad en nuestro país".

Según sus palabras, Sánchez y él han hablado por teléfono, lo que ha de enmarcarse en "una normalidad en las relaciones", y han coincidido en esperar a comprobar si Rajoy cuenta con apoyos suficientes. Y ha añadido: "Los dos estamos de acuerdo en que si el PP fracasa, habrá que dialogar".

Iglesias ha recordado que tras las elecciones, él ya pronosticó un cambio de posición -del 'no' a Rajoy a la abstención- en Ciudadanos y que el PSOE permitiría un Gobierno liderado por el PP a través de una abstención en la segunda votación algo que, ha dicho, espera que no se cumpla. Y ha deseado que el PSOE "se reincorpore a la senda de un gobierno progresista" a pesar de que "las elites económicas" prefieren la "gran coalición".

Preguntado por la poca presencia que su partido ha tenido en los medios de comunicación en los últimos días, el líder de Podemos ha dicho que es "razonable" esperar, porque es Rajoy quien tiene que presentar sus apoyos en el debate de investidura. Ha añadido que a pesar de su silencio, ha seguido trabajando "de manera intensa".