Imagen de Benidorm, una de los destinos preferidos de los británicos
Imagen de Benidorm, una de los destinos preferidos de los británicos GVA

Una turista británica de 40 años ha sido detenida en Benidorm acusada de haber abandonado a sus dos hijos gemelos de 9 años en una zona de bares de esta localidad para continuar consumiendo bebidas alcohólicas, ha informado este viernes la Policía Nacional en un comunicado.

La mujer ha pasado a disposición judicial y sus dos hijos permanecen en un centro de menores, según fuentes policiales. Los hechos ocurrieron la tarde del pasado miércoles, 27 julio, cuando la madre y sus dos hijos estaban en una zona de copas de Benidorm.

Sobre las diez de la noche, uno de los dos menores fue hallado por un matrimonio deambulando por las calles en busca de su madre La mujer les facilitó dinero para que se compraran algo de comer y, cuando regresaron, ella no se encontraba en el lugar, por lo que los menores decidieron separarse e ir en su busca.

Ya de noche, uno de ellos fue hallado por un matrimonio deambulando por las calles en busca de su madre y conducido, sobre las 22.00 horas, por la pareja a las dependencias de la Policía Nacional.

Los agentes iniciaron entonces un dispositivo de búsqueda de la madre y el otro menor, quien fue hallado pasadas tres horas tumbado en la entrada de su domicilio vacacional, en la vecina población de Finestrat, al que había llegado cruzando a pie toda la localidad.

No fue a buscarlos ni avisó a la policía

Ya en comisaría, los dos menores fueron asistidos en todas sus necesidades y, al no localizar a ningún familiar que pudiera hacerse cargo de ellos, fueron trasladados a un centro de menores para garantizar su protección.

Los agentes continuaron buscando toda la noche a la mujer, quien finalmente fue localizada sobre las ocho de la mañana del día siguiente durmiendo tranquilamente en el apartamento vacacional donde se alojaba.

La madre afirmó en ese momento que había perdido a sus hijos sobre las 20.00 horas del día anterior mientras estaba de 'copas'. Reconoció que no fue a buscarlos ni avisó a las fuerzas del orden porque consideraba que sabían el camino de regreso a la vivienda, a pesar de que habían transcurrido doce horas desde que los dejó y debían cruzar a pie toda la ciudad de Benidorm, según la Policía Nacional.

Consulta aquí más noticias de Alicante.