La ONU ha vuelto a poner sobre la mesa el espinoso tema del cambio climático, como ya hiciera a principios de año con previsiones apocalípticas. En esta ocasión, su secretario general, el surcoreano Ban Ki Moon, ha lanzado un claro mensaje a los representantes de 150 países que se dan cita en la sede de la organización para tratar el tema.

Hay una advertencia sobre el cambio climático vinculado a la actividad humana

En una alocución inusualmente directa a los líderes mundiales ha dicho que hay "una advertencia sobre el cambio climático vinculado directamente a la actividad humana... Sabemos suficiente para actuar y tenemos tecnologías para tratar el problema. Lo que no tenemos es tiempo".

Del mismo modo, urgió a los asistentes a actuar: "El inmediato desafío es transformar las preocupaciones comunes en un nuevo consenso que permita avanzar".

Los que más contaminan montan otro encuentro

El presidente George Bush se ha desmarcado de esta reunión y ha convocado una propia para los días 27 y 28 de septiembre, e invitado, además de a la ONU y la Unión Europea (UE), a 15 países, entre ellos Japón, Canadá, Brasil, Corea del Sur, México, Rusia, Australia, Indonesia y Sudáfrica.

Entre los países participantes a esa reunión estarán once de los mayores contaminadores del planeta.

Ban, en lo que pareció una advertencia indirecta a Washington, indicó que la ONU es el "foro apropiado" para llevar a cabo esa negociación global.

Preocupación compartida por el FMI

No es que sea perjudicial, sino que es catastrófico

La ONU no es la única institución internacional preocupada por el cambio climático. En declaraciones a los medios de comunicación, Rodrigo Rato, director gerente del Fondo Monetario Internacional, ha manifestado que "no es que sea perjudicial, sino que es catastrófico" y añadió que es una cuestión "crucial" para el futuro de la sociedad.

Asimismo, analizando la situación económica actual, señaló el "desafío" que tiene la sociedad en tres áreas como "la globalización financiera, las tensiones en política ambiental -principalmente por el cambio climático- y las tensiones por los cambios demográficos".


En sus palabras, recordó una frase del ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, en la que aseguraba que "es el factor más importante que puede poner en peligro la civilización".

Además, subrayó que "las empresas que emiten gases contaminantes están entre las más importantes del mundo", e incidió en que "las mayores consecuencias las sufrirán las generaciones futuras", por lo que recomendó la máxima "coordinación y cooperación" entre todas las instituciones.

Las advertencias de los ecologistas

Los grupos ecologistas llevan años advirtiendo de lo que pasará si no se hace nada para evitar el cambio climático: desde las subidas de temperatura hasta los incendios, en el momento en el que la comunidad científica internacional aceptó que este fenómeno era real y ya estaba en marcha, comenzaron a tomarse como consecuencias del calentamiento global algunos de los fenómenos que sucedían en el planeta.

Encuesta

¿Crees que cambiará la situación?

Sí, ya se toma en serio el cambio climático.
25 % (1 votos)
No, interesa más producir y contaminar.
25 % (1 votos)
El cambio climático no existe.
25 % (1 votos)
La ONU carece de autoridad para estas cosas.
25 % (1 votos)