Los padres de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida el pasado mayo en el sur de Portugal, contrataron una empresa de detectives privados para buscar a su hija, según publican hoy varios diarios del Reino Unido.

Gerry y Kate McCann, ambos de 39 años, acudieron hace cuatro meses a la compañía Control Risk Group (CRG), que emplea a ex miembros de las fuerzas especiales del Ejército británico SAS (Special Air Service ), según informan 'The Daily Telegraph' y el Mirror.

Los padres de 'Maddie' no se fían de la labor de la Policía portuguesa

Según una fuente cercana a la pareja no identificada por la prensa, los McCann contrataron los servicios de CRG, que mantiene contacto regularmente con los padres, porque no confiaban en la diligencia de la policía portuguesa para encontrar a la niña.

El matrimonio de médicos británicos, declarado sospechoso de la desaparición de la menor , solicitó la ayuda de los detectives pese a que la ley lusa prohíbe la apertura de investigaciones privadas paralelas a la indagación de la policía.

Sin embargo, la empresa centra sus pesquisas en otros países, como España y Marruecos, donde hay testigos que aseguran que han visto a la pequeña.

Los investigadores lusos sospechan que los McCann pueden estar involucrados en la muerte accidental de su hija, después de que perros especialmente entrenados por la policía británica detectaran olor a cadáver y ADN en su automóvil , apartamento y efectos personales .