Holanda también le da un 'no' rotundo a la Constitución europea

El 61,6 % de los holandeses rechazó el miércoles la Constitución europea. Con todos los votos escrutados, y una participación alta del 62,8%, el Tratado sólo fue apoyado por el 38,4% de los ciudadanos. A pesar de que el referédum sólo era consultivo, el primer ministro holandés, Jan-Peter Balkenende, se ha comprometido a aceptar el resultado. Este resultado, tres días después de que los franceses rechararan también el proyecto, podría apuntillar la futura Constitución.
Carteles por el 'no' y el 'sí' en Holanda
Carteles por el 'no' y el 'sí' en Holanda

Unos doce millones de holandeses respondieron a la pregunta ¿Está usted a favor o en contra de que Holanda acepte el Tratado para el establecimiento de la Constitución para Europa?.

Un 61,6% de los holandeses dijo no a la Constitución europea.

La participación ascendió al 62,8% del cuerpo electoral, una cifra superior a la esperada. El nivel tan elevado de participación, mayor del 30%, obligará sin duda al Parlamento a considerar vinculante el resultado negativo de la consulta.

Las razones del 'no'

En declaraciones a la televisión, el miembro de la Cámara alta Hans Van Baalen, de los liberales de derechas (VVD, en el Gobierno) opinó que el empezó demasiado tarde su campaña y que los partidarios del no fueron "más claros" en sus mensajes. Los holandeses piensan, según el análisis de este político, que el proceso de la Unión Europea "va demasiado rápido" y no tienen una visión global de su rumbo.

Por su parte, Geert Wilders, del Grupo Wilders y gran partidario del no consideró que los holandeses no tienen nada en contra de la UE, sino que "simplemente no quieren renunciar a su identidad". "Tenemos que ralentizar esta aventura política", añadió.

El desafío ahora, según este político, consiste en reflexionar sobre el papel de Europa y Holanda. El resultado también demostraría que "hay muchas cosas que van mal en la política holandesa".

Otras teorías recogen el miedo de los holandeses a una recepción masiva de inmigrantes, que podrían provenir de países como Turquía, una vez que éste acceda a la Unión Europea.

El "no" holandés condenará probablemente el Tratado después de que Francia lo haya rechazado. Por su parte, el presidente de la Unión Europea, Jean-Claude Juncker, ha pedido a todos los países que prosigan el proceso de ratificación, una petición que secundan los líderes europeos de Alemania, Francia y España.

NOTICIAS RELACIONADAS :

  • Consecuencias de la victoria del 'no'
  • El 'no' francés deja a Europa sin plan B
  • Las consecuencias del no francés para la UE
  • Mostrar comentarios

    Códigos Descuento