La reunión del líder del PP, Mariano Rajoy, con el del PSOE, Pedro Sánchez, para recabar su disposición a apoyarle en la investidura ha finalizado tras una hora y veinte minutos de conversación, en la que el líder de los socialistas reafirmaba su "no" a Rajoy.

Pedro Sánchez ha señalado que las conversaciones se han desarrollado en torno a tres temas: ronda de consultas con los diferentes grupos parlamentarios, acción de gobierno y posición del partido ante la investidura.

"Rajoy no ha conseguido cosechar ni un escaño más de los 137 desde el 26-J", explicaba Sánchez y mostraba su "preocupación" por este hecho. Ha señalado que el líder de los populares "tiene el derecho y la obligación de liderar las conversaciones para articular una mayoría suficiente para un gobierno estable" y que "debe leer los resultados de manera completa" puesto que los españoles "no le han dado la mayoría suficiente" para gobernar sin pactos.

Sánchez ha señalado que las urnas han pedido "un gobierno conservador, no continuista" puesto que "hay una mayoría de fuerzas que han propuesto a sus electores un cambio". Rajoy "debe saber interpretar el grado de cambio para lograr la mayoría suficiente", ha explicado el líder del PSOE.

"A día de hoy, el PSOE se reafirma en su negativa a la investidura de Rajoy como presidente". Además, ha añadido que la búsqueda del apoyo para un "gobierno estable" está entre sus "aliados potenciales" y no en el PSOE.  "Hay 350 diputados y nosotros somos 85, hay mucho campo", explicaba Sánchez y añadía que aplaude que "Rajoy dialogue con CDC y su representante, Francesc Homs, y que entienda que hay una cuestión que resolver en Cataluña".

Rajoy no puede contar con el PSOE para una gran coalición, ni para un programa de investidura Sánchez ha reiterado en varias ocasiones que Rajoy "no puede contar con el PSOE para una gran coalición, ni para un programa de investidura". Además de que "tiene un camino que recorrer" hasta alcanzar los 176 escaños necesarios y que "no puede contar con el PSOE" para alcanzar ese número.

Sánchez no ha aclarado si tratará de formar un gobierno en el caso de que Rajoy fracase en su intento, cuando se le ha preguntado expresamente si lo intentará. Sánchez ha insistido en que el PSOE "siempre estará en la solución" y ha instado a respetar los plazos, porque ahora "es el tiempo de Rajoy". 

En otro momento, ha apuntado que su partido va a "hacer todo lo posible para que haya un gobierno en España". Así lo ha dicho cuando se le ha planteado la posibilidad de que haya unas nuevas terceras elecciones.

Hace justo cinco meses que Rajoy y Sánchez celebraron una reunión en el mismo lugar que duró apenas media hora, en aquella ocasión a iniciativa de Sánchez, que por entonces era el candidato a la investidura.

Con este encuentro, Rajoy cierra su primera ronda de contactos con los lo grupos parlamentarios, en la que ha obtenido el compromiso de Ciudadanos de abstenerse a su investidura y la disponibilidad a negociar de Coalición Canaria.

Sánchez no está dispuesto a ceder

El encuentro entre Rajoy y Sánchez tiene lugar después de que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, haya abierto la puerta a la abstención de su partido para que el PP pueda gobernar en minoría.

Al contrario que Rivera, Sánchez no está dispuesto a ceder y está empeñado en mantenerse firme en su negativa a Rajoy a pesar de la postura de algunos barones socialistas, como el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, o del expresidente Felipe González de no descartar una abstención de última hora.

Sánchez hará hincapié en que el PP es el que tiene que llevar la iniciativa y negociar el apoyo de otros partidos más afines, en vez de poner el foco en el PSOE para que facilite su gobierno.

El jefe del Ejecutivo en funciones, según fuentes de su entorno, prevé hacer hincapié en su entrevista con el líder del PSOE en que la única alternativa a la abstención son unas terceras elecciones.

Techo de gasto y Presupuestos

Y le ha insistido en la necesidad de que a primeros de agosto a más tardar, España cuente con nuevo gobierno para aprobar tanto el techo de gasto como los presupuestos del próximo año.

Al término de la ronda con Sánchez, Rajoy va a enviar a los diversos partidos un documento con los objetivos y propuestas de reformas que pretende consensuar. Rajoy va a enviar a los diversos partidos un documento con los objetivos y propuestas de reformas que pretende consensuar Los ejes de ese documento los ha expuesto en la comparecencia realizada después de la que lleve a cabo Sánchez.

La reunión de es la tercera que el presidente del Gobierno en funciones y el secretario general del PSOE mantienen desde las elecciones del 20 de diciembre.

La primera fue en el Palacio de la Moncloa, tres días después de los comicios, a iniciativa de Rajoy y duró algo menos de 45 minutos.

Posteriormente, el 12 de febrero, tuvo lugar el segundo encuentro, esta vez en el Congreso y con Sánchez como promotor después de recibir el encargo del Rey de intentar formar gobierno.

En esa cita, que apenas duró media hora, Rajoy y Sánchez no se estrecharon la mano ante los medios gráficos y prácticamente no se cruzaron la mirada.