Madrid Río
Basura acumulada en Madrid Río. JORGE PARÍS

Los madrileños dejaron patente el año pasado su descontento con el funcionamiento de determinados servicios municipales, sobre todo en lo relacionado con el Medio Ambiente y la Movilidad. Así lo refleja la Memoria de 2015 sobre Sugerencias y Reclamaciones que elabora anualmente el Ayuntamiento de Madrid y en la que se recogen con detalle el número de escritos presentados por los ciudadanos ante la administración local.

En los primeros seis meses, con Botella al frente del Consitorio, hubo 22.380 reclamaciones generales frente a las 31.316 que se registraron de julio a diciembre, ya con Carmena de regidora En concreto, las recomendaciones generales ante el Ayuntamiento de Madrid subieron un 31,2%, al pasar de las 40.920 solicitudes válidas registradas en 2014 a las 53.696 que se admitieron el año pasado. En 2015, la capital estuvo gobernada por el PP y Ahora Madrid casi el mismo tiempo. En los primeros seis meses, con Ana Botella al frente del Consitorio, hubo 22.380 reclamaciones generales frente a las 31.316 —casi 9.000 más—que se registraron de julio a diciembre, ya con Manuela Carmena como regidora. 

El Ayuntamiento contabiliza aparte las quejas de carácter tributario, que descendieron casi un 10% (de 5.109 a 4.606). Con Botella se contabilizaron en el primer semestre 2.530, cerca de 500 más que con Carmena (2.076).

En líneas generales, las reclamaciones aumentaron en la mayoría de las áreas, sufriendo un mayor incremento porcentual las materias de Medio Ambiente (+31,2%), Movilidad (+26,8%), Deportes (+7,9%), Vias y Espacios Públicos (+6,3%) y Cultura (+5,9%).

En cuanto al tiempo medio de contestación, este ha sido de 48,74 días naturales (41,93 hábiles) en el caso de las reclamaciones generales, contados desde la presentación de la solicitud. Esto supone un incremento respecto a 2014, ejercicio en el que la media se situó 44,38 días naturales. En el caso de las tributarias, el tiempo medio de respuesta fue de 25,56 días naturales (21,56 hábiles) frente a los 29,23 días del ejercicio anterior.

Las reclamaciones vecinales más destacadas

  • Limpieza viaria (5.875). Relacionadas con el Medio Ambiente hubo 16.733 escritos, de los cuales 5.875 están relacionados con la limpieza viaria. Esta cifra confirman el deterioro que ha sufrido el servicio de limpieza de las calles de la ciudad como consecuencia del contrato integral de limpieza y conservación de espacios públicos y zonas verdes, que unificó en 2013 en uno hasta 39 contratos, con la idea de ahorrar un 10%. En total, en dos años Madrid perdió unos 2.000 trabajadores de limpieza, según cálculos de CC OO.

  • Recogida de basura (2.388). La recogida de residuos también ha sido un servicio polémico con el contrato anterior del PP marcado por las quejas ciudadanas, las huelgas y la falta de medios, ya que muchos de los 428 camiones de recogida presentan un estado muy precario, lo que ha provocado numerosas averías y por extensión retrasos en la recogida y acumulación de basura en los distritos, sobre todo en la zona de la periferia. El Ayuntamiento ya ha licitado un nuevo contrato para renovar el servicio a partir del 1 de noviembre que incluye medidas para mejorar el servicio como la recogida de cartón y vidrio para los comercios y la renovación completa de la flota de camiones, entre otros.

  • BICIMAD (3.730). El servicio municipal de alquiler de bicicletas ha sido polémico desde su inicio en junio de 2014. Las quejas por la ausencia de bicicletas en las bases, por el bloqueo de los anclajes, por los errores en la contabilización del saldo disponible o por la paralización de los tótems donde los usuarios realizan sus gestiones han sido constantes. BICIMAD también ha sufrido un grave de problema de vandalismo. El Ayuntamiento cifró a finales de 2015 en más de 1.000 bicicletas el número de máquinas que habían sido objeto de actos incívicos. 

  • Áreas de Prioridad Residencial (781). La implantación de la nueva APR de Ópera y la homologación de la normativa entre esta y las áreas de limitación del tráfico ya existentes (Letras, Cortes y Embajadores) provocó un caos administrativo que acabó con la expedición de miles de multas por error a comerciantes, vecinos y residentes, afectando a unas 3.000 personas, según cálculos municipales. Por este motivo, el Consistorio decidió dejar sin efecto las sanciones impuestas forma errónea desde el mes de agosto hasta el 15 de marzo. Las sanciones por entrar con el coche sin permiso en una zona restringida asciende a 90 euros.

  • Multas y zona SER (5.522). Según reflejan los datos oficiales de 2015 del Ayuntamiento de Madrid sobre multas de tráfico, recogidos en un informe por Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Madrid registró 2.099.475 infracciones de tráfico en 2015 por un valor de 206,7 millones, casi un 6% menos que en 2014 (2.230.468). El mayor número de multas por estacionar de manera incorrecta se produjo en las zonas de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) —zona azul y verde—, donde los controladores pusieron un total de 999.093 multas por estacionar sin distintivo (506.006), con un distintivo no válido (269.336) y rebasar el tiempo (223.751).

  • Aceras y calzadas (1.259). El mal estado del pavimento en la capital es una reclamación constante de los vecinos de la capital. Como ha publicado 20minutos, en los cuatro primeros meses de 2016, el Ayuntamiento de Madrid ha recibido un total de 10.631 avisos de ciudadanos por diversos defectos en la calzada y en la acera, lo que supone 289 más (+3%) que en el mismo periodo de 2015, según reflejan las cifras del portal municipal Madrid Avisa. Esta situación ha provocado que el Consistorio haya anunciado que invertirá 48 millones de euros este verano en la 'Operación Asfalto' para mejorar el estado de las vías públicas. Entre 2010 y 2013, el anterior Ayuntamiento (PP) redujo las inversiones extraordinarias en vías públicas hasta que el punto que en 2013 no se realizó ningún trabajo extra por falta de presupuesto. En total, en estos cuatro años se destinaron 6,2 millones de euros. En 2014, se recuperó la inversión y se destinaron 13,4 millones de euros (unos 9 millones dedicados exclusivamente a calzadas) en asfaltar 70 trazados. En 2015, año electoral, la cifra rondó los 30 millones.

  • Policía Municipal (2.122). La reducción del 10% que ha sufrido la plantilla de la Policía Municipal (en la actualidad ronda los 6.100 agentes) desde 2011 ha provocado que las denuncias de los vecinos sean desatendidas con mucha frecuencia, como denunció este medio, sobre todo las relacionadas con ruido y botellón. "Muchos comunicados se quedan pendientes porque no los podemos atender y a otros pasa mucho tiempo hasta que llegamos", reconocieron desde Comisiones Obreas, que, sin embargo, aclaran que "esto no sucede en las incidencias graves (reyertas, atracos, robos...) porque siempre se prioriza".

Consulta aquí más noticias de Madrid.