Contra la ley anti LGBT de Carolina del Norte
La activista Iliana Santillán (c) del grupo de Si a Las Licencias NC, durante una protesta del movimiento 'Lunes Moral' eñ 25 de abril 2016, frente al edificio de la Asamblea Legislativa de Carolina del Norte en la capital Raleigh. EFE

El gobierno de Estados Unidos presentó este lunes una demanda contra Carolina del Norte y su gobernador, el republicano Pat McCrory, por la polémica ley de ese estado contra la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT) que obliga a usar los baños públicos de acuerdo con el sexo indicado en el certificado de nacimiento.



Al anunciar la demanda, la fiscal general de EE UU, Loretta Lynch, enfatizó que esa polémica normativa viola la ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe cualquier tipo de discriminación, y que este caso tiene que ver, más allá del uso de los baños públicos, con "la dignidad y el respeto" hacia todos los seres humanos.



La acción del Departamento de Justicia busca evitar que se pueda aplicar la ley y se produjo horas después de que el gobernador McCrory interpusiera, a su vez, una demanda contra el Gobierno federal en la que asegura que la norma "no es discriminatoria".



En una conferencia de prensa, Lynch aseguró que la ley crea "una discriminación patrocinada por el estado contra las personas transexuales".

 Además, Lynch sostuvo que la ley sirve únicamente para hacer daño a personas "inocentes" y a un colectivo que, a su juicio, ya "ha sufrido más" de lo que le tocaba.



El Departamento de Justicia había dado de plazo hasta este lunes al Gobierno de Carolina del Norte para notificar los cambios que iba a efectuar para remediar las violaciones en las que incurre la legislación, aprobada en marzo por el legislativo estatal y firmada por el gobernador McCrory.



En vez de responder a esta petición, el gobernador acusó en su demanda al Gobierno federal de "extralimitarse sin ninguna base y flagrantemente" en sus poderes.





La semana pasada, el Gobierno de Estados Unidos advirtió al gobernador de Carolina del Norte de que, si sigue adelante con su ley, restringirá los fondos federales para el estado, lo que podría impactar directamente en su sistema educativo, que recibió 861 millones de dólares durante este curso escolar.



La medida ha generado un gran rechazo en gran parte del país y ha llevado a varias empresas a cancelar planes de expansión en Carolina del Norte, así como a artistas a cancelar conciertos.



Entre las empresas que han anunciado que ponen fin a planes de expansión o proyectos en el estado a causa de la ley se encuentran PayPal y Deutsche Bank, y entre los músicos que han cancelado sus conciertos Bruce Springsteen y Ringo Starr.