El peor primer trimestre para el desempleo desde 2013: 11.900 parados más, según la EPA

Una imagen de la cola en una oficina de empleo.
Una imagen de la cola en una oficina de empleo.
ELENA BUENAVISTA
La tendencia a las desaceleración de la economía en España ha tenido reflejo, este jueves, en los datos de desempleo que ha publicado este jueves el Instituto Nacional de Estadística. Por primera vez en los últimos tres años el paro subió en España en el primer trimestre de ejercicio: 11.900 desempleados más (+0,25%), según la información recogida de la Encuesta de Población Activa.

La tendencia a la desaceleración de la economía en España por la incertidumbre política interna (y por los externos vientos de cola, como el precio del petróleo, que soplan más tenues que antes) ha tenido reflejo este jueves en los datos de desempleo publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

Por primera vez en los últimos tres ejercicios el paro ha subido en España en el primer trimestre del año: 11.900 desempleados más (+0,25%), según la información recogida de la Encuesta de Población Activa. La tasa de paro se sitúa en el 21% (una décima más que en el trimestre anterior) y el desempleo alcanza a un total de 4.791.400 personas.

Se trata de la primera subida del paro en este período después de dos años consecutivos de caídas (-2.300 en 2014 y -13.100 en 2015), que coincidieron con los primeros brotes verdes surgidos tras la profunda crisis inmobiliaria y de deuda sufrida en España desde 2007.

"Confirma la situación económica y política que atraviesa nuestro país", explica Sandalio Gómez, profesor del IESE y experto en relaciones laborales, que destaca que el círculo "virtuoso" en el que se ha movido la economía española desde enero de 2014 mantiene su inercia, pero a un menor ritmo.

La situación de incertidumbre se ha reflejado últimamente en varios indicadores económicos. Y el mercado laboral es uno de ellos. El mal dato de desempleo de la EPA confirma los que se han ido conociendo sobre el paro registrado en los últimos meses en las Oficinas de Empleo: el mercado laboral en enero había  mostrado mejor cara que en los años anteriores, pero los datos de febrero y de marzo —coincidiendo con los primeros signos de bloqueo en las negociaciones de Gobierno— ya empezaron a dar síntomas de debilidad.

"La confianza se ha transformado en una esperanza que se debilita por momentos, algo lógico en un periodo de inestabilidad política como la que vivimos", añade Gómez sobre unimpasse de gobierno que se alarga ya 129 días tras el enroque de los partidos en las negociaciones de confirmación del nuevo Ejecutivo. Un bloqueo que se alargará más de 200 días, considerando que se celebrarán finalmente nuevas elecciones el 26 de junio.

El Gobierno, sin embargo, se ha mostrado optimista con la tendencia: el desempleo acumula una rebaja de 653.200 parados en los últimos 12 meses y la tasa de paro se ha reducido en 2,78 puntos en este período. "Vamos en la buena dirección, hay que seguir trabajando por consolidar la recuperación", ha asegurado el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

Menos ocupados, sobre todo mujeres

En cuanto a la ocupación, en España existían a finales de trimestre un total de 18.029.600 personas ocupadas después de que en el primer trimestre —un período que suele verse afectado por el fin de la campaña comercial de Navidad— se rebajase esta cifra en 64.600 trabajadores (-0,36%).

La caída de la ocupación es más profunda que la del paro porque la población activa (22.821.000 personas) también disminuye: en el primer trimestre hubo 52.700 personas menos que trabajaban o que se mostraban activas en la búsqueda de empleo.

La destrucción de empleo ha sido menor que en el mismo período del año pasado (-114.300) y la más liviana desde 2007, algo que puede ser considerado un buen dato y que ha sido utilizado por la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez, para afirmar que "el empleo ha venido para quedarse".

Sin embargo, como ocurre con los datos de paro, también se ha atemperado esta mejora en los últimos dos años: en el primer trimestre de 2014 mejoró en 125.000 puestos el recorte de empleos y en 2015 en 70.000. En 2016, el ritmo fue menor: 50.000 empleos menos.

Los datos del mercado laboral en este primer trimestre muestran además un claro componente de género. El número de paradas, por el fin de la campaña navideña, se incrementa en 21.500 personas (hasta una tasa del 22,78%) y sin embargo el de parados hombres baja en 9.600 (la tasa cae al 19,45%). En el último año se ha reducido el paro también más entre los hombres (-424.300) que entre las mujeres (-228.900).

La caída del empleo ha afectado más a las mujeres. Hay 48.600 ocupadas menos en este trimestre respecto al pasado, frente a los 15.900 ocupados menos entre los trabajadores varones. Un dato que se ve reflejado además en el tipo de sector: el perfil de las contrataciones navideñas es más femenino y orientado a los servicios, y este sector, precisamente, es el que ha mostrado una caída mayor (53.400 empleos menos). También cae la ocupación en la Agricultura (-2.300) y en la Construcción (-26.900), mientras que la Industria refleja un repunte de 18.000 ocupados.

El sector privado ha sido responsable de la bajada de la ocupación; el saldo de caída de ocupados en este sector ha sido de -82.100 empleos mientras que el sector público, en contraste, ha incremento en 17.600 personas su ocupación.

Otros datos relevantes de la encuesta

  • Más hogares con todos los miembros en el paro. El número de hogares con todos sus miembros en paro aumentó en el primer trimestre  en 54.300, hasta un total de 1.610.900. Entre ellos, 392.400 eran unipersonales. El número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados descendió en 20.000, hasta 9.510.400. En comparación con el mismo periodo de 2015, el número de hogares con todos los miembros activos en paro se redujo en 182.700, mientras que los que tenían a todos sus miembros activos ocupados creció en 419.000.
  • El contrato indefinido progresa. Tal y como vienen confirmando los datos mensuales de paro registrado, el uso del contrato indefinido —aunque siga siendo minoritario frente al temporal— crece de forma progresiva en nuestro país. El número de asalariados con esta modalidad contractual creció en 52.400 personas en el primer trimestre, mientras que el los asalariados temporales caen en 106.000 rúbricas (un descenso lógico porque gran parte del empleo creado en el último trimestre de 2015 estaba vinculado a ocupaciones temporales para la campaña navideña). En el último año el empleo indefinido avanzó en 197.700 personas y el temporal en 343.600.
  • El 47,2% de los parados son de larga duración. De los más de 4,79 millones de parados contabilizados, casi el 47,2% (2.262.000) son parados de larga duración. En el primer trimestres su número bajó 66.700 personas y la bajada ya acumula una caída de 466.600 (-17,1%) en el último año.
  • Más paro para el tramo de edad de 25 a 54 años... El desempleo sube solo en la franja de edad más populosa en población activa, la de 25 a 54 años (+37.000 parados más), mientras que baja entre los menores de 25 años (-17.400) y los mayores de 55 (-7.700).
  • ... y más paro entre los extranjeros.El paró cayó en 27.900 personas entre los españoles, mientras que sube en 39.800 entre los extranjeros. La brecha entre ambos se amplía: 19,81% para los españoles y 29,72% para los ciudadanos de otros países.
  • Baleares, C. Valenciana y Castilla y León, las regiones que más contribuyeron a la subida del paro. Once regiones mostraron subidas del desempleo y los mayores aumentos se registraron en Comunidad Valenciana (8.600 más), Baleares y Castilla y Léon (8.000 cada una). Las mayores bajadas entre las seis autonomías que lograron rebajar su cifra de parados, se las apuntaron Canarias (-11.900), Murcia (-11.100) y Andalucía (9.100). En porcentaje, la mayor alza se la apunta Baleares (7,73%) y la mayor caída Murcia (-6,74%).
Mostrar comentarios

Códigos Descuento