España es uno de los países de la OCDE donde más aumenta la desigualdad de los niños pobres

  • Unicef denuncia que la desigualdad económica con los hogares de menos ingresos está "dejando más atrás a los niños más pobres".
  • España, entres los países más desiguales en renta de los pobres: en el puesto 36 de 41.
  • Es el país de la UE con menos prestaciones para familias e infancia, según denuncia Unicef que reclama "un pacto de estado contra la pobreza infantil".
Un aula con niños elaborando fichas.
Un aula con niños elaborando fichas.
GTRES

La desigualdad que afecta a los niños más desfavorecidos en los países ricos persiste ya que las mejoras son más limitadas que las desventajas. Es el principal diagnóstico de un informe presentado por Unicef sobre la igualdad del bienestar infantil en los países ricos (PDF), que analiza la situación de 41 países de la UE y la OCDE.

España es uno de los países donde más se ha incrementado en los últimos años la desigualdad infantil de los menores desfavorecidos en materia de renta, según dicho informe. En concreto, cuando se han medido los ingresos de los hogares más pobres con hijos se ha descubierto que en España las rentas son un 62,62% inferiores al valor situado en la mitad de la tabla de rentas españolas (mediana).

Los expertos reconocen que el nivel de ingresos y la situación familiar anticipan de manera importante las oportunidades de éxito de un niño.

Además, en los últimos años la desigualdad de las rentas en España para los hogares con menores recursos económicos y con niños se ha incrementado seis puntos porcentuales (pasando del 55,9% al 66,6%). Por este motivo, Unicef denuncia que España está "dejando aún más atrás a los niños más pobres".

En relación al resto de países ricos de la UE y la OCDE, España se sitúa en el puesto 36 de los 41 países analizados en cuanto a igualdad de las rentas. Solo le superan en desigualdad Israel, Grecia, México, Rumanía y Bulgaria.

Unicef denuncia también que España es el país de la UE que menos porcentaje de PIB dedica a prestaciones monetarias para familias e infancia (un 0,5 %), menos de un tercio de la media europea, a pesar del alto porcentaje de niños se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social.

La agencia de las Naciones Unidas para la infancia ha presentado este informe en el Congreso, donde ha reclamado un pacto de estado contra la pobreza infantil.

El presidente del Congreso, Patxi López, ha destacado que "detrás de cada dato de pobreza, hay un fracaso colectivo". En su opinión, "es una bofetada que nos debe alarmar", ha dicho para después alertar de que si no se adoptan "medidas contundentes" el futuro no será mejor.

En este sentido, Unicef reclama proteger los ingresos de los hogares con los niños más pobres, aumentando la prestación económica por hijo a cargo de la Seguridad Social (de 291 hasta 1.200 euros al año), además de garantizar las becas y el apoyo escolar para los que lo necesiten.

El estudio presentado también mide los niveles de desigualdad entre los niños respecto a la educación que reciben, a su salud y al nivel de satisfacción que ellos expresan.

  • En parámetros sanitarios, España se encuentra en décima posición entre los 35 países que han aportado datos suficientes para la clasificación. Es sin duda uno de los aspectos en los que destaca el país, por sus mejorías relacionadas con la actividad física, cuya brecha de desigualdad ha decrecido un 6%, junto con la alimentación saludable (-6,4%) y con los malos hábitos alimenticios (-10,4%). España está en el grupo de países cuya infancia más desfavorecida ha mejorado en el consumo de alimentos saludables, frutas y verduras, entre los años 2002 y 2014. En el conjunto de la atención sanitaria solo tres países de los analizados han reducido la brecha de los menores más pobres en la sanidad: Estados Unidos, Estonia y España.
  • Respecto al plano educativo, España aparece también situada ligeramente por encima de la media de los países de la OCDE y la UE, en el puesto número 12. Sin embargo, el estudio dice que en los países ricos la proporción de estudiantes de 15 años con nivel "insuficiente" de competencias en lectura, matemáticas y ciencias oscila entre el 3% y el 5% (Finlandia o Corea) mientras en España es al 10,4%. Eso sí, ha mejorado, que en 2006 era el 13%.
  • Sin embargo, en cuanto a satisfaccióncon la vida, España se posiciona en el puesto 24 de la tabla. Cuando los niños evaluaron su satisfacción en una escala de 1 a 10, la media de todos los países fue de 8 (notable), mientras que la media española se quedó en el 5,6. La insatisfacción aumentó en 10 años en tres puntos porcentuales en España, donde casi un tercio de los niños (29%) se declara insatisfecho. Esto afecta especialmente a dos colectivos, a las niñas y a los inmigrantes en España.

Unicef destaca las políticas de la infancia de planes y fondos extraordinarios para la pobreza y el apoyo a la familia. No obstante, dada la magnitud del problema, la agencia estima que 48 millones de dotación para estas políticas "resultan muy escasos" sobre todo cuadno la inversión en políticas de infancia en el conjunto de las administraciones públicas "disminuyó en más de 6.300 millones de euros entre 2010 y 2013".

A nivel mundial, si se combinan todos los criterios de evaluación del informe, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suiza y Austria ocupan las primeras cinco posiciones, mientras que en las últimas -y en orden ascendente- están Israel, Turquía, Bulgaria e Italia.

Uno de los datos que más llama la atención es que dos de los países más ricos del mundo, Japón y Estados Unidos, están en el tercio inferior de la clasificación de desigualdades de ingresos. En ambos países el ingreso de un hogar que está en el 10% de los más pobres es 40 veces inferior al de la media.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento