La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, confió hoy en que el PP "resuelva cuanto antes" su "crisis interna " y aseguró que el Ejecutivo trabajará con "quien decida el principal partido de la oposición" que sea su líder.

Fernández de la Vega expresó, en declaraciones a RNE, el "máximo respeto" del Gobierno por las "dificultades" por las que "está pasando" el PP y consideró que tiene un "problema de liderazgo" que se debe a su falta de "alternativas".

El PP tiene un problema de liderazgo por la falta de alternativas

La vicepresidentea respondió así al ser preguntada por quién le parecería mejor adversario político al frente del PP, si Mariano Rajoy, Rodrigo
Rato o Alberto Ruiz-Gallardón.

De la Vega recalcó que el Gobierno "tiene recorrido hasta el último día" y avanzó que la próxima medida la anunciará el presidente José Luis Rodríguez Zapatero "no en muchos días" y que podría estar relacionada con las políticas de vivienda.

En ese sentido se refirió a la subida de las pensiones que anunció ayer Zapatero y dijo que no le "sorprende" que el PP "diga que buscamos rentabilidad política cuando estamos gobernando".

Insistió en que el PP es la oposición que "menos alternativas ha propuesto" en la historia de la democracia y dijo que si su modelo de gobierno "es el de antes está un poquito trasnochado".

Preguntada por la encuesta de Sigma Dos que hoy publica el diario "El Mundo" que indica que hay menos de un punto y medio de diferencia entre el PSOE y el PP en intención de voto, Fernández de la Vega respondió que, pese a que el Gobierno no comenta encuestas, hay una constante donde se pone de manifiesto que en todas el PSOE "sale y despega con ventaja".