Raúl Castro pide a Obama el fin del bloqueo a Cuba para "normalizar las relaciones"

  • Para el presidente cubano, el embargo es "el obstáculo más importante para nuestro desarrollo económico y el bienestar del pueblo cubano".
  • Raúl Castro ha pedido la devolución del territorio de Guantánamo.
  • Por su parte, Barack Obama ha señalado que "el futuro de Cuba lo decidirán los cubanos, nadie más".
  • Ambos mandatarios reconocen haber mantenido "conversaciones muy francas y sinceras" sobre temas como la democracia o los derechos humanos.
  • Castro se ha reunido con Obama en un encuentro bilateral en el Palacio de la Revolución de la Habana.
  • Antes del encuentro, Obama manifestó en una entrevista: "El cambio va a llegar a Cuba y creo que Raúl Castro lo entiende".
  • Western Union anuncia servicio de envío de remesas a Cuba desde todo el mundo.
  • Obama visita una Cuba sin avances democráticos.
Raúl Castro recibe a Barack Obama en el Palacio de la Revolución de la Habana
Raúl Castro recibe a Barack Obama en el Palacio de la Revolución de la Habana
EFE
Por primera vez ha sonado en el Palacio de la Revolución el himno de Estados Unidos. El presidente cubano, Raúl Castro, ha recibido a su homólogo estadounidense, Barack Obama, en uno de los episodios centrales de la histórica visita oficial del mandatario norteamericano a la isla caribeña tras más de medio siglo de enfrentamiento.

"Destruir un puente es fácil, reconstruirlo sólidamente es mucho más largo y difícil". Con este símil, el presidente cubano, Raúl Castro, se ha referido al estado de las relaciones entre Cuba y EE UU. En una conferencia de prensa tras reunirse con su homólogo estadounidense, Barack Obama, en el Palacio de la Revolución de La Habana —sede del Gobierno socialista, Castro ha agradecido a Obama los pasos llevados a cabo para poner fin al bloqueo y el embargo sobre la isla, aunque le ha pedido más gestos. "Las últimas medidas que ha tomado el presidente Obama son positivas, pero no suficientes", ha indicado Castro.

El mandatario cubano ha recordado que en los quince meses transcurridos desde el anuncio del restablecimiento de relaciones, ambos países han avanzado en resultados concretos como la restauración del servicio postal directo o de los vuelos directos regulares el próximo otoño, entre otras cosas. "Mucho más pudiera hacerse si se levantara el bloqueo de los Estados Unidos", ha pedido.

El presidente cubano ha sugerido además otras medidas para que ayuden a levantar el bloqueo, "el obstáculo más importante para nuestro desarrollo económico y el bienestar del pueblo cubano. Su eliminación será esencial para normalizar las relaciones bilaterales", ha enfatizado Castro. Tampoco olvidó Raúl Castro reclamar la devolución de los terrenos de la Base Naval de Guantánamo, que junto al embargo, dijo, son los principales obstáculos para tener relaciones bilaterales plenas.

Por su parte, el presidente de EE UU, Barack Obama, iniciaba su intervención en español con un "buenas tardes" y "es un nuevo día". "Cuba es un país soberano lleno de orgullo, el futuro de Cuba lo decidirán los cubanos, nadie más", ha apuntado el presidente estadounidense. "No vemos a cuba como una amenaza para EE UU", ha agregado.

"Tras cinco décadas complicadas, las relaciones entre nuestros gobiernos no van a cambiar de la noche a la mañana, tenemos diferencias en temas de democracia y derechos humanos, pero reconocemos los grandes logros que tienen en educación y atención sanitaria", ha indicado Obama.

La misma idea ha transmitido Raúl Castro durante su discurso: "Nos queda por delante un largo y complejo camino por recorrer, hemos comenzado a dar pasos para construir una relación como nunca ha existido", ha dicho Castro tras mantener con Obama un encuentro bilateral, el tercero desde que se anunció el deshielo entre ambos países y el primero que se celebra en la isla.

Ante la petición del levantamiento del bloqueo económico, Obama ha asegurado que está convencido de que el embargo "va a terminar", pero no aventuró cuándo será: "La mayor parte de los cambios que hay que hacer para levantar el embargo dependen del Congreso —que tiene mayoría republicana—".

Derechos humanos y democracia

Ambos mandatarios han tratado temas como los derechos humanos o la democracia en la reunión previa. En este sentido, Obama ha anunciado que ha acordado con su homólogo cubano, Raúl Castro, iniciar este año en La Habana un diálogo sobre derechos humanos para "discutir de manera directa" las "diferencias" entre ambos países y poder "seguir avanzando" en la normalización de las relaciones bilaterales.

"Después de cinco décadas de relación difícil, Cuba y Estados Unidos tenemos todavía serias diferencias, como sucede con el tema de los derechos humanos y la democracia, asuntos sobre los que hemos mantenido conversaciones muy francas y sinceras", afirmó.

El presidente de EE UU admitió "carencias" en el ejercicio de los derechos humanos en su país, apuntadas en su intervención por Raúl Castro, y agradeció a su homólogo "ese diálogo constructivo" a medida que los dos países avanzan en la "construcción de una nueva relación". "Creemos que cuando compartimos nuestras más profundas creencias e ideas al respecto, sobre la base del respeto mutuo, los dos países podemos aprender y mejorar la vida de nuestros pueblos", subrayó Obama.

Según contó, en su primer encuentro en la Cumbre de las Américas en Panamá, en abril de 2015, Castro le garantizó que podrían hablar de "cualquier tema" y ahora "todos los temas están sobre la mesa".  "Parte de normalizar nuestras relaciones significa poder discutir directamente sobre nuestras diferencias y por eso estamos satisfechos con el diálogo sobre Derechos Humanos que iniciamos en el último año", indicó Obama.

"¿Qué presos políticos?"

Una vez llegó el turno de las preguntas de la prensa, Castro desafió a un periodista a presentarle una lista de presos políticos en la isla y le garantizó que, si realmente existen, quedarían libres inmediatamente. "¿Qué presos políticos? Dame la lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos", respondió Raúl Castro, para agregar en este sentido que "no hay presos políticos".

También se refirió otra periodista al tema de los derechos humanos y su cumplimiento en Cuba, a lo que Castro respondió admitiendo que "Cuba no cumple todos los derechos humanos, pero ningún país del mundo los cumple". "Vamos a trabajar para que todos podamos cumplir todos los derechos humanos", ha añadido en este sentido.

Por otro lado, ante la pregunta de si se inclinaría por Hillary Clinton o Donald Trump, los precandidatos demócrata y republicano a la Casa Blanca, Castro ha bromeado diciendo: "Todavía no puedo votar en EE UU".

El himno de EE UU sonó en la Habana

Dentro de la sede del Gobierno cubano, Raúl Castro saludó a Obama con un apretón de manos y posaron sonrientes ante las cámaras. A continuación, se celebró la ceremonia oficial de recibimiento en la que ambos gobernantes escucharon en actitud solemne los himnos de Cuba y Estados Unidos, con las banderas ya izadas en la sala.

Desde que Obama aterrizó el pasado domingo en La Habana, este es el primer contacto entre el presidente cubano y el de Estados Unidos, que realiza una visita histórica a la isla para apuntalar el acercamiento entre ambos países.

"El cambio va a llegar a Cuba"

Previamente a este encuentro con Raúl Castro, Obama declaraba en una entrevista a la cadena norteamericana ABC que "el cambio va a llegar a Cuba y creo que Raúl Castro lo entiende".

"Es el momento adecuado", ha asegurado Obama sobre su visita a Cuba. "Nos pareció que venir ahora (a Cuba) maximizaría nuestra capacidad de impulsar más el cambio. Y nos da, creo, la oportunidad antes de que abandone la presidencia de mantener el rumbo y seguir avanzando", ha manifestado el presidente estadounidense.

"Todavía tenemos mucho trabajo por hacer", ha insistido Obama. "Creo que es muy importante para Estados Unidos que no nos veamos a nosotros mismos como agentes del cambio aquí, sino más bien para alentar y facilitar a los propios cubanos y que ellos logren los cambios. Queremos asegurarnos de que los cambios que están por venir empoderen a los cubanos", ha agregado.

Obama se salta el protocolo para hacerse una foto con la efigie de Guevara

Antes del encuentro con Castro, Obama cumplió con la ceremonia protocolaria de la ofrenda floral ante el monumento del héroe nacional cubano y prócer independentista José Martí, en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Antes de depositar la corona de flores a los pies de la escultura de mármol, ondeó la bandera y se escuchó el himno de Estados Unidos en la Plaza de la Revolución, donde se pudo ver a Obama con la efigie del revolucionario Ernesto "Che" Guevara de fondo.

Tras la ceremonia, Obama se saltó el protocolo para pedir a su equipo que le tomara una foto con esa efigie del Che a su espalda, algo poco habitual es ese acto solemne, en el que le acompañó el vicepresidente del Consejo de Estado cubano, Salvador Valdés Mesa.

La corona de flores ofrecida por Obama en honor a Martí estaba hecha de rosas blancas, azules y rojas, los colores de las banderas de los dos países, con una cinta en la que se podía leer en inglés: "Del pueblo de los Estados Unidos".

Obama se convirtió así en el primer presidente estadounidense en activo en pisar esa plaza, escenario de innumerables y largos discursos del líder cubano Fidel Castro en contra del imperialismo yanqui.

Western Union anuncia servicio de envío de remesas desde todo el mundo

Western Union, el principal servicio de pagos del mundo, ofrecerá a partir del segundo semestre del año a sus clientes la posibilidad de enviar remesas a Cuba desde otros países además de EEUU, según informó hoy en un comunicado.

Western Union ya tiene un servicio de envío de remesas a Cuba desde Estados Unidos, para lo cual cuenta con más de 490 locales de agentes en cada una de las 16 provincias y 168 municipios del país.

Gracias a recientes cambios en la normativa de EEUU, a partir de la segunda mitad de 2016 y de manera escalonada ese servicio podrá ser usado por remitentes de cualquier nacionalidad, sin importar el país desde el que hagan el envío de dinero.

Las remesas pueden ser enviadas a miembros de la familia y a otros ciudadanos cubanos para que puedan hacer frente a gastos familiares y apoyo personal para la actividad económica privada.

"Tal y como nos lo ha demostrado nuestra experiencia en otras partes del mundo, la expansión de las remesas será una oportunidad esencial para mejorar el nivel de vida de la población cubana, contribuir al ahorro y, eventualmente, a la inversión en pequeños negocios", dijo Odilon Almeida, presidente para América y la Unión Europea de Western Union.

La población cubana fuera de Cuba se calculaba en 1,4 millones de personas en 2015, que residen sobre todo en el resto del continente americano, la Unión Europea, Rusia y otras repúblicas ex soviéticas, pero casi el 96% se concentra en Estados Unidos, España, Italia, México y Canadá.

Según el comunicado de Western Union, las remesas en efectivo a Cuba en 2013 alcanzaron los 2.800 millones de dólares y un 90 % de esa suma procedía de Estados Unidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento