El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha avisado este viernes al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que, con el fracaso de su investidura, "su fiesta ha llegado al final" y le ha acusado de haber caído en "corrupción"al haber puesto "las instituciones a su servicio" en el debate en el que ha presentado su candidatura.

Rajoy se ha dirigido en estos términos a Sánchez en el debate previo a la segunda votación de investidura del secretario general del PSOE y en el que ha asegurado que nada de lo que ha planteado el candidato ante el pleno del Congreso guarda relación con lo que España se merece y necesita.

"Su fiesta ha llegado al final: usted ha perdido las elecciones, ha perdido esta investidura, nos ha hecho perder a todos el tiempo, ha generado falsas expectativas y las ha defraudado. Ha puesto las instituciones al servicio de su supervivencia", ha señalado el presidente. Y ha usado esta última acusación para considerar que esa actitud "también es corrupción".

Usted ha perdido las elecciones, ha perdido esta investidura, nos ha hecho perder a todos el tiempo

Unas palabras en respuesta a las que minutos antes había pronunciado Sánchez acusando a Rajoy de corrupción por la "utilización partidista de las instituciones públicas".

Tras reiterar su "no" a la investidura de Sánchez, el presidente del Gobierno en funciones ha considerado el programa planteado por el líder socialista como "un salir del paso" con medidas "que cada cual interpreta a la carta arrimando el ascua a su sardina".

Además, ha mostrado su rechazo a la "contrarreforma" que pretende porque cree que es un riesgo para España, así como al deseo de cambiar por cambiar o por afán de novedad.

"Síndrome de Adán"

"Lo que hay que corregir es lo que no funciona. Lo contrario se llama síndrome de Adán, algo propio de mentalidades inmaduras que piensan que el mundo comienza cuando llegan ellos", ha advertido.

El presidente ha reiterado sus reproches a Sánchez por no haber querido hablar con el PP y por haber protagonizado "un fraude, un engaño, una farsa".

Todo esto ha sido un fraude, un engaño, una farsa, insisto, una farsa

Además ha calificado de "sarcasmo" el argumento del candidato de que como no hay una mayoría de izquierdas, otros partidos de este espectro ideológico deben sumarse al PSOE y a Ciudadanos porque cualquiera de sus peores ideas serán mejores que un gobierno del PP.

Rajoy se ha dirigido a Sánchez para advertirle de que "ha tenido su oportunidad y la ha desperdiciado" y para pedirle que no bloquee más la situación y deje gobernar al partido que ha conseguido más votos tras haber reconocido que no hay una mayoría de izquierdas.

Si no lo hace, le ha responsabilizado de que "por su cerrazón y sectarismo" se tuvieran que repetir las elecciones el día 26 de junio.