Se lo voy a poner difícil a quien no quiera

Pedro Sánchez, que afronta la próxima semana los debates y votaciones para su posible investidura como presidente del Gobierno, ve posibilidades de sumar más apoyos a los que ya tiene tras su pacto del miércoles con Ciudadanos.

"Estoy trabajando en ello. Se lo voy a poner difícil a quien no quiera. Pondré difícil a Iglesias votarme no", manifiesta a 20minutos el líder del PSOE, en referencia al de Podemos.

Sánchez asegura que aún no se han abierto de nuevo los contactos con la formación de Pablo Iglesias, pero que sigue trabajando para lograr "al menos la abstención" de la formación morada antes de la segunda votación.

Iglesias acusa al PSOE de no haber sido honestos

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acusa al PSOE de no haber sido "honestos" con su partido y ha dicho que con el acuerdo con Ciudadanos los socialistas han cerrado la posibilidad de formar un gobierno de progreso.

Iglesias ha criticado al PSOE porque mientras decía una cosa estaba haciendo otra con Ciudadanos y ha dicho que eso explica por qué costaba tanto avanzar en las negociaciones que los socialistas mantenían con Podemos, Compromís e IU.

En su opinión, el documento es una "claudicación" del programa electoral del PSOE ante las tesis de Ciudadanos y de su asesor económico Luis Garicano, que suponen "la continuidad de las políticas del PP".