Francisco Camps: "Rita Barberá vive de alquiler y no se ha llevado ni un paquete de rosquilletas"

El expresident de la Generalitat Francisco Camps en declaraciones a los periodistas en un hotel de Valencia.
El expresident de la Generalitat Francisco Camps en declaraciones a los periodistas en un hotel de Valencia.
EFE

El expresidente de la Generalitat Francisco Camps ha asegurado este lunes que "desde luego" pone la mano en el fuego por la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá "y por todos los españoles que todavía no tengan una sentencia firme, incluidos Monedero, Errejón y Pablo Iglesias".

Camps ha resaltado que Barberá ha cambiado la ciudad de Valencia "de cabo a rabo", vive en un piso de alquiler y tiene un coche "de doscientos años", mientras que no se ha llevado "ni un paquete de rosquilletas".

"Rita Barberá es una mujer extraordinaria, de primer nivel, de quien se sienten orgullosos los valencianos, el resto de los españoles, y de la que se hablará toda la historia de esta ciudad", porque ha estado "un cuarto de siglo al servicio de los valencianos", ha resaltado.

El expresident ha manifestado que Barberá "no asaltó el ayuntamiento, sino que ganaba por mayorías absolutas" y ha cambiado la ciudad "de cabo a rabo".

Camps ha revelado que ha hablado con ella y está "triste y dolida" por lo que se dice, después de haber "dado toda su vida por Valencia". "No se lo merece", ha añadido.

En una rueda de prensa celebrada en un hotel de Valencia, Camps ha hablado también de política, y ha llegado a decir que "a lo mejor" incluso se presenta a las primarias del PP si finalmente se aplican y le vuelve a ganar al PSOE.

Preguntado sobre si se siente defendido por su partido, ha afirmado que se siente "defendido por la verdad" y por los años que ha estado al frente del PPCV y de la Generalitat, y ha recordado que ha sido el último president de la Generalitat "elegido por el pueblo" y por mayoría absoluta.

"No sé nada de mordidas"

Francisco Camps se ha declarado este lunes "harto" de "suposiciones e incoherencias" sobre él y ha expresado un nivel "de indignación absoluto" ante el "linchamiento personal y político" de "un montón de años" que asegura estar sufriendo y también por el "linchamiento al PP".

"No sé ni he visto ni oído nada de mordidas, si no yo mismo lo habría denunciado", ha recalcado.

Así se ha expresado en la rueda de prensa ante la información difundida este lunes sobre que los investigadores apuntan al exjefe del Consell como nexo con la 'caja b' nacional del partido e integrante de la "organización criminal" del PP valenciano, que tenía al menos cinco cajas negras en la comunidad, en las que ingresó "decenas de millones" de euros producto del amaño de contratos en las administraciones que controlaban.

Camps ha afirmado estar "harto" de "las cosas que se cuentan" y aunque ha manifestado creer en el Estado de Derecho, ha añadido que empieza a "dudar".

"Es que salgo de una y ya estoy en otra", ha manifestado, para añadir que es "un horror". El expresidente ha instado al director general de la Guardia Civil a decir con qué agente habló el redactor de la información para decirle que estaba siendo investigado por "mordida".

En esta línea ha expresado su "enorme tranquilidad" de haber trabajado por la Comunitat Valenciana y "harto" ha desmentido lo publicado. "¿Son conscientes del daño gratuito que están haciendo?; ¿queda algo de humanidad en el periodismo, en la Fiscalía y la Guardia Civil?", se ha preguntado el expresidente.

Camps no descarta optar a las primarias del PPCV

El expresident de la Generalitat Francisco Camps ha afirmado que no descarta optar a las posibles primarias del PP valenciano y ha asegurado que si se presentara a las elecciones ganaría "de carrera" y de manera "fácil, una cosa sencilla" a la "amalgama" actual del PSPV-PSOE y Compromís.

"Si yo me presentara, les volvería a ganar las elecciones, a todos ellos juntos", ha explicado en rueda de prensa Camps, quien ha agregado: "A lo mejor incluso me presento a las primarias del partido y le vuelvo a ganar al PSOE, que es lo que más que gusta en esta vida".

La política es "una vocación irrefrenable", ha asegurado Camps, quien ha confesado que sigue "contando los semáforos", porque fue concejal de Tráfico bajo el mandato de Rita Barberá, y sigue viendo cómo funciona "el transporte público" y los cruces, y le sigue "preocupando".

En ese contexto, ha asegurado que si en 2011 dimitió como president de la Generalitat fue porque era "una vocación", porque "no tenía por qué dimitir", ya que no se le inhabilitaba para cargo público en el hipotético delito que se le atribuía en la "causa de los trajes" del caso Gürtel.

"Pero como lo mío es vocación, y como la vocación es irrefrenable, pues de vez en cuando te salen las ganas de ponerte enfrente para poner en marcha cualquier proyecto que sea sensato y potente" para los ciudadanos, ha argumentado Camps, que ha añadido que no hay que desestimar la opción de que opte a las primarias.

Camps ha pedido a Compromís y al PSOE que no le "teman tanto políticamente" y que se dediquen a hacer colegios, hospitales o carreteras, en lugar de pasarse el día "criticando al PP", que ya no gobierna en la Comunitat Valenciana.

"El día que Compromís y el PSOE dejen de hablar de Paco Camps, ese día es que ya no tendrán miedo a que yo políticamente les gane en las urnas", ha afirmado el expresident, quien ha augurado que no dejarán de hablar "nunca de él" porque le "temen, democráticamente" hablando, y ha proclamado: "Saben que en la urnas los barro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento