La superpoblación de cabras amenaza la flora y la fauna de la vertiente madrileña de Guadarrama

El borrador del Plan de Uso y Gestión del Parque Nacional prevé estar listo antes de seis meses
Miembros del Patronato del Parque, antes de la reunión
Miembros del Patronato del Parque, antes de la reunión
EUROPA PRESS

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, ha alertado de los problemas para la flora y la fauna que puede conllevar la superpoblación de cabras en la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama, principalmente en la zona de La Pedriza.

Actualmente se registran 42 unidades por kilómetro cuadrado, cuando los estudios aconsejan en torno a once, por lo que la Comunidad de Madrid está buscando acuerdos que permitan poner solución.

González Taboada ha llevado este lunes el problema a la reunión del Patronato del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, celebrada en el Centro Nacional de Educación Ambiental (Ceneam) de Valsaín (Segovia) con la presencia de más de medio centenar de miembros y con el alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, José Luis Vázquez, como anfitrión.

Según ha explicado en declaraciones a los medios, durante el encuentro se pondrán varias opciones sobre la mesa con el fin de consensuar un acuerdo que permita una solución para los próximos cinco ejercicios. Tal solución pasa por la retirada de las cabras mediante su caza, aunque no como prueba deportiva.

En este sentido, el consejero, quien teme que se propaguen pronto enfermedades y la superpoblación afecte a plantas y otros animales, ha apuntado que se ha estudiado emplear un sistema de arco —que choca con las opiniones de algunos integrantes del Patronato del Parque—, así como capturar ejemplares vivos para destinarlos a los centros específicos de las comunidades autónomas para su estudio y su donación a otras entidades.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha manifestado que en esta Región no existe tal problema, pero que sí sufre otros como el del lobo, que ya ha centrado numerosas medidas para aminorar los daños.

El titular castellanoleonés ha resaltado la importancia de la reunión de este lunes, en la que se ha dado cuenta del proceso de elaboración del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque, "esencial" para que el entorno consiga los objetivos que motivaron su declaración.

CONSENSO

Al respecto, ha dicho que la participación será fundamental en tal proceso, pues se hará efectiva antes de que Castilla y León y la Comunidad de Madrid redacten los decretos correspondientes para aprobar el Plan, lo que permitirá que el texto recoja desde el principio las aportaciones de todos.

Para ello, se celebrarán reuniones informativas con los ayuntamientos y sectores interesados para que en un plazo estimado de cuatro o seis meses se pueda tener un primer borrador. "Queremos que, además del trámite formal de información pública que lleva todo decreto, previamente ya haya un gran trabajo para hacer las aportaciones, incluso de los ciudadanos a través de la web del Parque", ha expresado.

El titular de la cartera de Medio Ambiente ha incidido en que la voluntad de las administraciones autonómicas es poder alcanzar el mayor consenso posible y ha puesto el acento en que no desean darse prisa, sino "hacer las cosas bien" para que todo el mundo se sienta concernido con el Plan y el Parque.

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, declarado por Ley el 25 de junio de 2013, se extiende por 33.960 hectáreas de 28 municipios (12.246 hectáreas y 16 municipios de Castilla y León y el resto, de Madrid). Su área de influencia socioeconómica integra la totalidad de los términos municipales de la zona periférica (34 municipios, de los que 19 son de Castilla y León y 15 de Madrid) con una población aproximada de 148.000 habitantes (82.000 de Castilla León).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento