El carnaval cántabro de Santoña se ha convertido en foco de debate y discusión después de que un grupo de personas -adultos y niños que pertenecían a la murga Galipoteros- desfilara por las calles del municipio con el atuendo característico de la falange. Todo ello mientras cantaban el himno Cara al sol y portaban banderas preconstitucionales.

El grupo Los Galipoteros, que quedó octavo en el concurso oficial de murgas, aseguraban a la multitud que se agolpaba en las calles que, por favor, lo que lucían era un disfraz. "Déjate de banderas y de ideologías", gritaban mientras hacían el saludo fascista.

Las redes sociales se hicieron eco enseguida del pasacalles, y fueron muchas las voces que compararon esta comparsa con el caso de los dos titiriteros que fueron detenidos en Madrid después de que uno de los guiñoles exhibiera una pancarta en la que se leía Gora Alka-ETA. Entonces, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ordenó prisión provisional sin fianza para los dos titiriteros acusados de un delito de "enaltecimiento de terrorismo".

El pasado miércoles el juez decretó la libertad provisional de Alfonso Lázaro y Raúl García, tras cinco en el centro penitenciario Soto del Real. En un comunicado posterior, explicaron que con su obra pretendían hacer reflexionar sobre situaciones "injustas e inmorales" y que no querían "aleccionar" a nadie. "Advertimos al público antes".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.