Meetic
La aplicación de Meetic para iPhone. ARCHIVO

Apps para "conocer gente", redes sociales, páginas de contactos e incluso los chats de los juegos para móviles son algunas de las alternativas que Internet ofrece para no pasar el día más romántico del año en soledad. San Valentín se acerca y los solteros se abalanzan sobre sus aparatos tecnológicos para conseguir una cita, flores y corazones en el día de los enamorados.

Hace unos años era impensable ligar sin tener un primer contacto cara a cara y en la actualidad está a la orden del día. Desde que el flirteo adquirió la forma cibernética, el "¿estudias o trabajas?" de las discotecas se ha digitalizado y transformado en el "¿tienes Facebook o Instagram?".

Tinder, Badoo, Meetic, Happn, Twitter y el chat de Apalabrados están entre los sites más cotizados para la búsqueda de pareja. Para heterosexuales, homosexuales o bisexuales, para encontrar pareja estable o un rollo de una noche, cada cual con unas características diferentes, para todos los gustos y colores. Todos aumentan sus usuarios en vísperas al 14 de febrero.

Personas cercanas o de la misma ciudad

Tinder / Grinder: Sin duda, es una de las aplicaciones para móviles más exitosas en estos momentos. Os gustais, os hablais: es tan simple como eso. Primero el usuario tiene que importar una foto desde Facebook, elegir los kilómetros a la redonda a los que puede localizar pretendientes y esperar a que alguno pulse 'like'. Si le interesa y manda de vuelta ese 'like', se abre otra ventana donde ambos pueden comenzar a chatear para comprobar si, efectivamente, están echos el uno para el otro, hablar largo y tendido o concertar una cita. Tinder es la versión para heterosexuales y Grinder para homosexuales.

Twine: Se conecta con Facebook para obtener datos e intereses de sus usuarios, después de su instalación la propia aplicación se encarga de buscar personas del mismo círculo de vida que también la tengan y ponerlos en contacto. Si la conexión resulta compatible, ofrece temas de conversación para romper el hielo. Se diferencia en que en esta app en ningún momento el usuario tendrá la posibilidad de ver la cara de la persona, hasta que ella o él lo decida.

Happn: En la calle, en terraza, en el trabajo, en una fiesta o en el metro. El usuario registrado puede conocer a gente de su entorno que todavía no conoce. No tiene que rastrear perfiles; simplemente aparecerá en su móvil la gente con la que se han cruzado alguna vez y podrá mantener contacto con ellos. Cada vez que dos usuarios que tengan la app instalada se crucen, Happn registrará ambos perfiles, con lo que los usuarios podrán consultar el perfil de las personas con las que se han cruzado durante los últimos días e identificar al protagonista de su flechazo.

Street Machine: Al igual que la anterior, es una app para los que creen en el amor a primera vista. Funciona mostrando la geolocalización y hora exacta de paso de esa persona especial por tu lado para facilitar el encuentro entre ambos. Sus creadores están seguros de que el amor puede estar en cualquier sitio y ayudan a buscarlo en los lugares por los que pasas a diario.

Muapp: Es una aplicación creada desde la perspectiva de las mujeres especialmente diseñada por y para ellas. En ella se invierten los papeles y es el hombre el que está en un segundo plano porque es la mujer quien decide si lo acepta. De esta manera, las propias usuarias son las que eligen qué chicos pueden acceder a conocerlas pasando un primer filtro, acceden a información sobre las intenciones de sus pretendientes y pueden saber con cuántas otras chicas hablan al mismo tiempo.

Con gustos y aficiones en común

Meetic Affinity: Es una de las plataformas por excelencia para unir parejas. A través de ella se ponen en contacto solteros utilizando un método de filtros como la geolocalización, consultar perfiles de cualquier usuario registrado y permite saber en tiempo real si alguien se ha interesado por ti.

E-Darling: es uno de los portales de citas online más utilizados del momento. Su eslogan surge de "La Web para Solteros Exigentes", esto es así, ya que se encuentran en el portal personas de alto estándar. Se incluyen, dentro del funcionamiento, diversos test para que el sistema pueda funcionar correctamente y establecer compatibilidades entre los usuarios. Primero los usuarios realizan un test rápido de cinco minutos con preguntas básicas. Pero luego comienza una parte más extensa que se compone por alrededor de 200 preguntas para poder pasar los filtros de compatibilidad, completarlo hace que sea más sencillo encontrar usuarios con coincidencias.

Badoo: Se creó como página web aunque en la actualidad también tiene su versión móvil. A través de ella se puede saber qué personas compran en las mismas tiendas o frecuentan los mismos locales para que tengan los mismos gustos y haya una mayor probabilidad de éxito y poder comenzar una futura relación. Para llegar al chat privado el usuario tiene que seleccionar si realmente le interesa la otra persona, o dejarlo para más tarde con un "quizás". También se puede descartar la opción. Además, está diseñado para que las personas se promocionen a sí mismas y puedan conquistar audiencias.

Be2: Este sitio de encuentros basa su sistema de emparejamiento de perfiles de un test de personalidad con fundamentos científicos. Se trata de un cuestionario que el usuario ha de completar para poder registrarse, con preguntas acerca de sus hábitos, preferencias y cualidades. A partir de sus respuestas, se establece el perfil de personalidad del usuario que, posteriormente, se compara con el resto de perfiles almacenados en la base de datos a través de un algoritmo de emparejamiento. Se recurre a criterios psicológicos, antropológicos y sociológicos.

Adopta a un tío: Al igual que en la app Muapp, las mujeres mandan. Es una página de contactos gratuita que está dirigida a hombres y mujeres heterosexuales donde las chicas "añaden" al chico que les gusta al carro de la compra. Así, literalmente como suena.  Los hombres, tras haber realizado el registro y haber completado su perfil, se colocan expuestos en las estanterías y deben esperar pacientemente a que una mujer interesada les añada en su cesta de compra. Como si de una tienda virtual se tratara, los hombres son los "productos" a elegir por las mujeres y no podrán enviar ni un solo mensaje, ya que solo las mujeres pueden iniciar una conversación.

Para buscar una relación no convencional

Feeld citas: Esta aplicación te permite incribirte en solitario o con tu pareja, para conocer gente nueva y que podáis tener tríos o experiencias poliamorosas. Quieras compartir o no, tienes un hueco en esta aplicación, no importan las preferencias sexuales, está diseñada para conocer a más gente, pudiendo crear incluso chats de grupo con tus conexiones. No te obliga a decidir si te gusta un perfil o no para poder ver el siguiente, y cuida tu privacidad ocultando tu actividad a tus amigos de Facebook.

Ashley Madison: El valor característico de esta aplicación es la privacidad. No obliga a conectarse a través de un perfil de redes sociales y, además, puedes decidir quién verá tus fotos en todo momento, compartiéndolas solo con aquellas personas que te interese conocer más. Está abierta también a opciones poliamorosas. Cuenta con varias herramientas que aseguran que nada de lo que ocurra en la app trascenderá a tu vida personal, por lo que muchas personas la utilizan para cometer infidelidades o hacer intercambios de pareja.

SwingersApp: Esta herramienta está dedicada al intercambio de parejas y con ella podrás saber qué otra pareja cercana a ti está dispuesta a cumplir una fantasía, hacer un trío, un intercambio, una orgia... Los usuarios deciden.

Conversaciones fortuitas

Tras las aplicaciones, los más tradicionales dentro de la modernidad, utilizan las redes sociales para buscar gente afín a ellos. El chat de Facebook y los mensajes privados o directos de Instagram y Twitter permiten mantener contacto con otras personas sin que se haga pública la conversación. Amigos de toda la vida, conocidos con amigos en común o personas totalmente ajenas pueden contactar y encontrar coincidencias en sus gustos, aficiones o maneras de pensar. Los jóvenes se pasan el día conectados a las redes sociales, cotilleando y haciendo amigos nuevos, entre los que puede estar su media naranja. Una foto o un evento puede hacer de cupido para ambos en cualquier momento.

En definitiva, los tiempos están cambiando y las conversaciones a través de las pantallas, desde el lugar más recóndito, ya han ganando la partida a los encuentros personales.